Contaminación global, un problema global.

La contaminación se produce de muchas maneras, unas más perceptibles que otras. Un gas aparentemente inocuo como el dióxido de carbono, que está por todas partes en el aire que respiramos, llega a convertirse en un problema cuando hay demasiado.

 Si hay un exceso de dióxido de carbono en el aire, causado por la quema de combustibles fósiles, la temperatura del aire sube. Todo el planeta se calienta ligeramente, lo que provoca que se fundan los casquetes polares y los glaciares y se eleve el nivel de los mares. Las plantas y los peces se han adaptado a vivir a determinadas temperaturas y, si éstas aumentan, quizá no puedan sobrevivir. Al final, toda la vida en la Tierra se verá afectada.

Unas cantidades diminutas de una sustancia artificial como el plutonio son un peligro si dejamos que pasen al medio ambiente. Una única molécula de plutonio puede causar enfermedades que pongan en grave peligro la vida. Se dice que esas sustancias son contaminantes cuando empiezan a afectar el equilibrio natural de la vida en nuestro Planeta o causan dolor o lesiones a las personas.

5 contaminacion 1

A pequeña escala, la contaminación suele percibirse con facilidad y se ataja con rapidez. Los productos químicos que se filtran a un río y matan a los peces pueden detectarse y detener su vertido. Podemos oler y ver el humo de un incendio. La causa y el efecto se relacionan con facilidad y se puede descubrir a los culpables.

 La contaminación global puede ser una cuestión más compleja. Cuando los científicosdescubrieron que había un problema, la contaminación ya había estado aumentandodurante años y la responsabilidad podía ser de muchas personas de muy distintos lugares del Mundo. También es más difícil comprender los efectos. Los productos químicos y los plásticos se producen con fines útiles y para facilitar la vida, pero tienen consecuencias desafortunadas cuando llegan a algún lugar donde no se desean.

Un ejemplo que puede verse en casi todos los lugares del mundo es la contaminación producida por las bolsas y botellas de plástico que se desechan. Incluso en islas no habitadas del océano Pacífico, situadas a miles de kilómetros de las ciudades,aparecen con frecuencia centenares de bolsas y botellas viejas depositadas allí por la marea. El plástico desechado y otros residuos no sólo son molestos y feos, sino que también pueden atrapar y ahogar animales incautos como tortugas, peces o aves. Gran parte de este material puede reciclarse si se trata adecuadamente.

Paul Brown, traducción de Pablo Manzano

Editorial Morata