¿Por qué la fórmula de soya es tan peligrosa para los bebés?

 

La generación actual de niños podría ser llamada Generación A, donde la “A” se refiere a las alergias. La intolerancia a todo tipo de alimentos está por todos lados y ésto lo empezamos a notar cuando un lactante alimentado con fórmula convencional muestra una alergia a la fórmula a base de leche. La recomendación típica de un médico convencional en este caso es darle al bebé en una fórmula a base de soya como Isomil o ProSobee. Alrededor del 25% de los bebés estadounidenses son alimentados con fórmula infantil de soya según el sitio web del Dr. Sears.

 

 

La fórmula infantil ‘elemental’ también puede ser sugerida, pero éstas son generalmente reservadas para los recién nacidos prematuros y a aquellos con problemas médicos específicos como las alergias graves a la leche y a la soya. Las fórmulas elementales también tienden a tener mal sabor en comparación con la leche o con la fórmula a base de soya y los bebés tienden a rechazarlas por esta razón.

Muchos padres hacen el cambio a la fórmula de soya rápidamente con la esperanza de aliviar el malestar digestivo que su bebé está experimentando con las fórmulas de leche sin darse cuenta de las consecuencias de su decisión.

En algunos casos, los padres ni siquiera intentan con una fórmula láctea si una alergia a la leche ya está presente en la familia. Sin embargo, no hay evidencia de que el uso de la fórmula de soya reduzca el riesgo de una alergia a la leche más adelante. Por esta razón, el Comité de Nutrición de la Academia Americana de Pediatría no recomienda el uso de la fórmula de soya en los lactantes que son potencialmente alérgicos a la leche de vaca. La fórmula a base de leche todavía debe ser la primera opción, incluso en esas situaciones.

¿Por qué la fórmula de soya es tan peligrosa para los bebés?

Los principales problemas con la fórmula de soya son tres: inhibidores de tripsina, ácido fítico y, el peor de todo, los fitoestrógenos.

Los inhibidores de tripsina

Los inhibidores de tripsina son proteínas que se encuentran en cantidades abundantes en la soya que inhiben la digestión y absorción de nutrientes. Son grandes en tamaño y requieren la aplicación de altas temperaturas durante períodos de tiempo apreciables para poder neutralizarse.

El proceso industrializado de producir fórmula infantil de soya desactiva la mayoría de los inhibidores de la tripsina. Desafortunadamente, algunos permanecen e incluso en bajas cantidades, se ha encontrado que evitan el crecimiento normal en ratas. Dado que el cerebro de un bebé crece a un ritmo más rápido en el primer año de vida, creciendo a aproximadamente un 75% por ciento del tamaño adulto (que es el 25% del tamaño adulto al nacer), incluso un ligero retraso del crecimiento podría ser devastador para el desarrollo del cerebro y el sistema nervioso del bebé.

El ácido fítico

El ácido fítico es un ácido orgánico, que al igual que los inhibidores de la tripsina, está presente en grandes cantidades en la soya. El ácido fítico está presente en la parte exterior de todas las semillas y bloquea la absorción de minerales críticos como el calcio, magnesio, hierro y en particular zinc.

A diferencia de otras semillas, la soya tiene cantidades extremadamente altas de un tipo de ácido fítico que es particularmente resistente a la desactivación. Unos investigadores que hicieron pruebas con fórmulas de soya en 1967, encontraron que la fórmula de soya causó una deficiencia de zinc en todos los lactantes que la recibieron.

El zinc es conocido como el mineral de inteligencia, ya que es crítico para el óptimo desarrollo y funcionamiento del cerebro y el sistema nervioso. Como resultado, la deficiencia de este nutriente en los bebés, cuando al mismo tiempo el cerebro está creciendo a su ritmo más rápido, podría tener implicaciones para toda la vida y, posiblemente, reducir el coeficiente intelectual.

Los fitoestrógenos (isoflavonas)

Los fitoestrógenos, o isoflavonas, representan el problema más grave de la fórmula infantil de soya. Estos compuestos similares a los estrógenos (hormonas sexuales dominantes en las mujeres) tienen el potencial de alterar el sistema hormonal del bebé para toda la vida.

Inundar el torrente sanguíneo de un bebé varón con hormonas femeninas tiene el potencial de causar graves problemas de desarrollo en la pubertad. Durante los primeros meses de vida, un bebé tiene niveles de testosterona que podrían ser tan altos como los de un hombre adulto. Esta “oleada de testosterona” prepara el sistema hormonal del bebé para la pubertad, tanto para el desarrollo normal de los órganos sexuales, como también las pautas del comportamiento masculino.

De acuerdo con la Fundación Weston A. Price:

 

Toxicólogos estiman que los lactantes alimentados exclusivamente con fórmula de soya reciben el equivalente estrogénico de al menos cinco píldoras anticonceptivas por día. Por el contrario, casi no se han detectado fitoestrógenos en los preparados para lactantes a base de leche o en la leche humana, incluso cuando la madre consume productos de soya. Un estudio reciente encontró que los bebés alimentados con fórmula a base de soya tenían de 13.000 a 22.000 veces más isoflavonas en su sangre que los bebés alimentados con fórmula a base de leche.

 

¿Podría la fórmula infantil de soya ser responsable del creciente problema de los niños, donde la maduración física se retrasa o incluso se ausenta completamente con un desarrollo retrasado de los órganos sexuales?

Los bebés hembra alimentados con fórmula infantil a base de soya también pueden sufrir un impacto hormonal negativo debido a la exposición temprana a la soya. En un estudio del 2010, se evaluaron a 2.884 niñas en su menarquía (primera menstruación). Las niñas identificadas como alimentadas con soya desde temprano por medio de fórmula infantil a base de soya, tenían una tasa de menarquía en la adolescencia (antes de los 12,5 años) que aumentó en un 42%.

El desarrollo sexual precoz en las niñas puede anunciar serios problemas con el sistema reproductivo más tarde en la vida, como la infertilidad inexplicada y el cáncer de mama.

La investigación del 2012 publicada en Biology of Reproduction’s Papers-in-Press, describe los efectos de los estrógenos vegetales encontrados en la soya en el oviducto de ratones. El estudio fue diseñado específicamente para modelar los efectos de la fórmula para bebés a base de soya en los bebés humanos. Los resultados del estudio sugieren que la exposición a los productos químicos estrogénicos en el útero o durante la infancia tienen el potencial de afectar negativamente la fertilidad de una mujer en la edad adulta.

Las formulaciones de soya orgánica no protegen contra los peligros de la soya

Algunos padres creen erróneamente que la soya genéticamente modificada es el problema principal y que la compra de leche de soya orgánica protegerá a su bebé.

Ésto es completamente falso. Si bien es cierto que la fórmula de soya orgánica proporciona realmente una fuente de mejor calidad de soya, ésta todavía tiene los mismos problemas que la soya transgénica – inhibidores de la tripsina, altos niveles de ácido fítico y grandes cantidades de los estrógenos vegetales, disruptores hormonales, los cuales pueden devastar el desarrollo del bebé y su sistema hormonal.

Los padres que deseen proporcionar una fórmula de alta calidad a su bebé donde amamantar no es una opción, deberían considerar una fórmula casera a base de leche cruda de vaca alimentada con pasto. La mayoría de los bebés alérgicos a la fórmula láctea comercial asombrosamente no tienen ningún problema con una fórmula de leche cruda casera, y en el caso improbable de que una alergia a la leche se presente con la fórmula a base de leche cruda casera, una fórmula hipoalergénica basada en caldo y puré de carne se puede utilizar.

Fuente:
Nourishing Traditions by Sally Fallon

Por: La Bella Diaz


-http://www.thehealthyhomeeconomist.com/why-soy-formula-even-organic-is-so-dangerous-for-babies/

Contenido Relacionado

Suscríbase a nuestro Boletín

Busqueda en Creadess

Nota de Creadess

"Ten presente que no busco tu aprobaciòn ni influir sobre tì, me sentirè satisfecho si a partir de ahora comienzas a investigar todo por tì mismo".....Bruce Lee

Los textos de los artìculos publicados son tomados de otras pàginas y tienen claramente indicada la fuente de origen. Nuestra intenciòn es darles una visiòn amplia y no sesgada de los hechos actuales y contribuir a mejorar su bienestar fìsico, mental y espiritual dando herramientas ùtiles y una visiòn positiva de nuestras realidades.

Los artìculos del blog son escritos por nuestros colaboradores. Somos defensores de la libre expresiòn por lo tanto no ejercemos filtros ni sesgos en los contenidos pero si aseguramos la seriedad profesional y veracidad de las personas que postean.

Sigue a Creadess

ÚLTIMAS ENTRADAS DE BLOG

Envía un mensaje o sugerencia

Nombre (*)
Entrada no válida
Correo (*)
Entrada no válida
Mensaje (*)
Entrada no válida
Entrada no válida

SIGUENOS EN FACEBOOK

NUEVOS MIEMBROS