La transformación de las profesiones del siglo XXI

Sin presión no hay diamantes”, decía el ensayista Thomas Carlyle. Pero todos sabemos que, a la sombra de la 4ª revolución industrial, nuestra forma de entender lo que tradicionalmente hemos denominado trabajo está cambiando de manera radical.

 

Los procesos de digitalización están alterando sustancialmente el ciclo sobre el que veníamos basando la distribución de nuestro tiempo: 8 horas de trabajo, 8 de relaciones sociales y 8 de descanso. Y el temor a que el desarrollo tecnológico reemplace paulatinamente al trabajo humano está alimentando la visión de que es necesario transformar el mercado de trabajo si queremos evitar que siga creciendo el desempleo en los próximos años.

Estos cambios exigirán a las organizaciones modificaciones sobre la forma en la que se desarrolla el concepto de trabajo y, por supuesto, en las formas de concepción de los negocios. Fomentarán trabajos basados en la colaboración, la disponibilidad, la flexibilidad, la facilidad de acceso, la integración de los ámbitos profesionales y personales, etc. Desde finales del siglo pasado, el mercado de trabajo viene emitiendo señales de cambio y el desarrollo tecnológico sigue siendo el sustrato de esa transformación.

Y, entre las nuevas tendencias, me gustaría destacar la denominada “economía colaborativa”, que cada vez está más implantada en todos los ámbitos de la sociedad y, sin duda, ha venido para quedarse.

La economía colaborativa ha producido varios modelos disruptivos en campos bien distintos: el turismo, la moda, los videojuegos, el transporte, la educación e incluso existen ciudades declaradas como “Sharing Cities”. Impulsan iniciativas para compartir vehículos, casas, espacios de trabajo, viajes, reusar y reciclar, incluso se puede intercambiar el tiempo. Se basan en necesidades de la vida diaria, y presentan formas innovadoras de

conseguir productos o servicios, y también ¿y por qué no? de ahorrar algo de dinero.

 

Tenemos que estar abiertos a entender y explorar estos nuevos paradigmas, y prepararnos como profesionales para adoptar los nuevos “oficios” emergentes aplicando la “teoría del ciclo vital”. Es decir, las nuevas profesiones habrán de convivir con las tradicionales hasta que maduren o mueran, atendiendo a una demanda que crece en un porcentaje mucho más alto que la media y donde el capital humano, afortunadamente, seguirá siendo la base de la competitividad y, por tanto, del éxito de cualquier iniciativa empresarial.

http://blogs.cincodias.com/cronicas-del-talento/2016/12/la-transformaci%C3%B3n-de-las-profesiones-del-siglo-xxi.html

Contenido Relacionado

Suscríbase a nuestro Boletín

Busqueda en Creadess

Nota de Creadess

"Ten presente que no busco tu aprobaciòn ni influir sobre tì, me sentirè satisfecho si a partir de ahora comienzas a investigar todo por tì mismo".....Bruce Lee

Los textos de los artìculos publicados son tomados de otras pàginas y tienen claramente indicada la fuente de origen. Nuestra intenciòn es darles una visiòn amplia y no sesgada de los hechos actuales y contribuir a mejorar su bienestar fìsico, mental y espiritual dando herramientas ùtiles y una visiòn positiva de nuestras realidades.

Los artìculos del blog son escritos por nuestros colaboradores. Somos defensores de la libre expresiòn por lo tanto no ejercemos filtros ni sesgos en los contenidos pero si aseguramos la seriedad profesional y veracidad de las personas que postean.

Sigue a Creadess

ÚLTIMAS ENTRADAS DE BLOG

Envía un mensaje o sugerencia

Nombre (*)
Entrada no válida
Correo (*)
Entrada no válida
Mensaje (*)
Entrada no válida
Entrada no válida

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

NUEVOS MIEMBROS