La Responsabilidad Social de las grandes cadenas comerciales

 

La política de precios bajos por la que compiten las cadenas comerciales, tiene otra cara; la de la responsabilidad social corporativa. Los elementos que están detrás de estas estrategias han dejado de ser una cuestión interna e influyen cada vez más en las decisiones de compra de los consumidores.

La Organización de Consumidores y Usuarios analizó en febrero de 2014,  recurriendo a informes públicos y a datos solicitados a los supermercados, si las siete grandes cadenas de supermercados de nuestro país tienen políticas responsables en lo que respecta a sus proveedores, sobre todo desde el punto de vista social y también medioambiental. Para ello, se han centrado en los proveedores de frutas y verduras procedentes de países no comunitarios y cuyos productos se venden en los supermercados con su marca propia, y cuya compra en grandes volúmenes, a los productores de estos productos, les otorga un gran poder de negociación.

La contrapartida de este poder de negociación es que forzar una bajada indefinida de los precios tarde o temprano colisiona con los derechos de los trabajadores, ya que no deja mucho margen a los productores para subir sus salarios o mejorar las condiciones de trabajo en las plantaciones.

Las conclusiones generales del estudio muestran que todas las cadenas tienen, como poco, conciencia de su responsabilidad. Todas cuentan con códigos de conducta y estrategias para minimizar un comportamiento irresponsable, sin embargo, adolecen de falta de controles serios, auditorías sobre el terreno, formación del personal que se ocupa de las compras e incentivos para el cumplimiento de los códigos.

El informe de la OCU es muy equilibrado y junto a la exigencia de un mayor compromiso por estas cadenas, apunta también a la dificultad de garantizar el respeto a los derechos humanos en toda su cadena de valor. A ello contribuyen una legislación laboral laxa en los países de origen, leyes que facilitan los abusos; unas auditorías sociales donde no se llega en ocasiones a hablar con los trabajadores, desconociendo de primera mano su situación laboral y sus reivindicaciones.

Por eso, algunos sindicatos ponen énfasis en el pago de un precio justo: si los supermercados no llevaran al límite los márgenes de precios y pagasen mejor, se progresaría mucho más en los derechos laborales.

La presión por abaratar los precios recorta los salarios y las condiciones de trabajo. Así, se encadenan contratos temporales, aunque la “temporada” dure casi un año. Así se reportan caso en Marruecos, por ejemplo, donde la judía verde dura 10 meses al año, pero los trabajadores son requeridos en cada campaña, sin poder aspirar a las garantías sociales de un puesto fijo. Las condiciones laborales son duras y es frecuente el empleo de inmigrantes que malviven en la clandestinidad, con trabajo en duras condiciones de mucho peso, calor y jornadas a destajo. Además, hay trabajos repetitivos que causan dolores, como relatan en la India quienes descascarillan anacardos a golpes de piedra. Los trabajadores, las tierras y el agua están muy expuestos a los productos químicos con los que se tratan los cultivos.

Hay conciencia de que es un problema que precisa control, pero las mejoras son lentas. En cuanto a los salarios, a veces, se cobra más que en otros trabajos no cualificados (caso de las jornaleras en Guatemala), pero es normal no alcanzar el salario mínimo y vivir al filo de la pobreza y la marginación.

Finalmente, en cuanto a los derechos sindicales, el asociacionismo se reprime con violencia más o menos soterrada. Hay sindicatos títeres, como Solidarista, en la industria de la piña de Costa Rica, con los que se pretende aparentar libertad.

¿Cómo puede el consumidor rechazar con su poder de compra estas políticas de los supermercados? La Organización de Consumidores y Usuarios nos propone rechazar el “todo vale con tal de que sea barato”,  dirigiendo preguntas a los servicios de atención al cliente sobre el origen de la fruta, apoyando a las organizaciones de consumidores que exigen más transparencia o participando en campañas como la que propone frutasjustas.org.

Esta es la estrategia que han seguido las sindicalistas Adela Torres, Alistair Smith y Anna Cooper (de la ONG Banana Link), cuyo testimonio se recoge en el estudio. Han presentado una petición a la Comisión Europea por la que reclaman un precio justo para la fruta que los supermercados compran en América Latina. Han recogido 43.000 firmas para llamar la atención sobre este problema y para concienciar al consumidor de que aunque para el consumidor representen los precios, cantidades pequeñas, su actitud puede marcar la diferencia. El consumidor puede hacer sentir a los supermercados que se preocupa y preguntar en la tienda de dónde viene la fruta y en qué condiciones se produce. Citan así el caso de Tesco, una de las mayores cadenas del mundo, que ante las presiones del consumidor británico, se ha comprometido a cubrir el coste de su cadena de suministro de bananas de forma transparente, lo que incluye salarios dignos, inversión en medioambiente… Eso revierte la carrera hacia el fondo de los últimos 15 años.

 

http://www.agorarsc.org/la-responsabilidad-social-de-las-grandes-cadenas-comerciales/

Contenido Relacionado

Suscríbase a nuestro Boletín

Busqueda en Creadess

Nota de Creadess

"Ten presente que no busco tu aprobaciòn ni influir sobre tì, me sentirè satisfecho si a partir de ahora comienzas a investigar todo por tì mismo".....Bruce Lee

Los textos de los artìculos publicados son tomados de otras pàginas y tienen claramente indicada la fuente de origen. Nuestra intenciòn es darles una visiòn amplia y no sesgada de los hechos actuales y contribuir a mejorar su bienestar fìsico, mental y espiritual dando herramientas ùtiles y una visiòn positiva de nuestras realidades.

Los artìculos del blog son escritos por nuestros colaboradores. Somos defensores de la libre expresiòn por lo tanto no ejercemos filtros ni sesgos en los contenidos pero si aseguramos la seriedad profesional y veracidad de las personas que postean.

Sigue a Creadess

Envía un mensaje o sugerencia

Nombre (*)
Entrada no válida
Correo (*)
Entrada no válida
Mensaje (*)
Entrada no válida
Entrada no válida

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

NUEVOS MIEMBROS