La fuerza del ingenio y el tezòn: De agricultor A ser uno de los hombres mas ricos

 

Ferruccio era originalmente un agricultor que tenía conocimientos de mecánica. Para mejorar sus cultivos ideó fabricar mejores tractores.

Creó una empresa de tractores a la que finalmente dedicó todos sus esfuerzos.

 

Finalmente, su negocio tuvo tanto éxito que fue uno de los hombres más ricos de Italia.

Con su fortuna se dio caprichos que antes no podía. Incluso se llegó a comprar un Ferrari último modelo.

Sin embargo el Ferrari del que era propietario le empezó a dar problemas en su funcionamiento.

Al ser él mismo un buen mecánico trató de solucionar el problema por su cuenta.

Descubrió que su Ferrari tenía el mismo embrague utilizado en uno de sus tractores que fabricaba.

Como es lógico Ferruccio se llenó de rabia porque entendía que un modelo deportivo como el Ferrari necesitaba piezas de mayor calidad que las que monta un modesto tractor agrícola.

Ni corto ni perezoso se dirigió a la sede central de Ferrari en Módena para quejarse de la baja calidad de un componente tan importante en un deportivo.

Enzo Ferrari, dueño de Ferrari, no lo trató de buena manera y afirmó que el problema era debido al agricultor Ferruccio y no debido al precioso automóvil que fabricaba.

Ferruccio se sintió insultado.

Tanto fue su impotencia y rabia al ser tratado tan injustamente que se comprometió a hacer un coche digno de superar a un Ferrari.

Sus esfuerzos se tradujeron en la creación y desarrolló de uno de los automóviles más potentes y renombrados que compite de tú a tú con los últimos modelos de Ferrari hoy en día.

Por cierto, ¿te he dicho cuál es el nombre completo Ferruccio?

Se llamaba Ferruccio Lamborghini.

Cuando el mundo te diga “NO” o que “Tú No Puedes”, recuerda a Ferruccio Lamborghini, llénate de fuerzas, sonríe y sigue adelante.

lamborghini ferruccio 352x288

La historia

Desde el primer momento en que Ferrucio Lamborghini (1916-1993) conocido constructor de tractores, decidió crear una factoría de Súper Deportivos, su mayor ambición era desbancar a Ferrari de ese trono inconquistable.

La leyenda cuenta que todo parte de su descontento con el Ferrari 250 GT que usaba como vehículo personal. Tras una infructuosa reparación de embrague, Ferrucio decidió acudir a la fábrica de Ferrari personalmente para ''cantar las cuarenta'' al mismísimo Enzo Ferrari, el cual le contestó que ''solo era un mero ciudadanito de a pie sin ningún conocimiento sobre deportivos ''pura sangre".

Tres años más tarde Lamborghini consigue su propósito con el Miura: un V12 de innovadora belleza y velocidad descomunal.

Todos sabemos que la ambición es un precioso cuchillo de doble filo, por ello, no contento con saciar su sueño, Ferrucio decide crear el mejor deportivo de todos los tiempos, un coche que cortara la respiración y para el cual no existieran calificativos: el Countach, que curiosamente en italiano piamontés significa más o menos: ''INCREIBLE''.

"Quiero un coche sin vicios… y así será.” (Ferrucio Lamborghini).

Sin más dilaciones el equipo técnico, a las órdenes de Paolo Stanzani (ex jefe mecánico de Maserati Competición), se puso manos a la obra con el objetivo de colmar las ambiciones del ''jefe''.

El diseño se encargo al estudio de Nuccio Bertone, que casualmente acababa de contratar a un joven diseñador con futuro llamado Marcello Gandini (creador de joyas como el Miura, el Uraco, el Countach, el Diablo, el Lancia Stratos, el Cizeta Moroder, etc).

De manos del mago Gandini salió el prototipo nombrado “LP 500”, que sería presentado (sin motor) en al salón de Ginebra de 1971, acaparando absolutamente toda la atención.

Se puede apreciar una leve influencia del prototipo de Bertone para Alfa Romeo, el Carabo, aunque por fortuna, el Countach, llega mucho más lejos y es sin duda mucho más atractivo.

Gandini gozaba de la confianza del ''jefe'' Lamborghini y además este le dio luz verde para utilizar su imaginación sin límites anteponiendo un diseño único y aerodinámico a otros muchos factores.

Dada la ''inexperiencia'' de Gandini, el Jefe de Pruebas Bob Wallace se permitió el lujo de añadir una toma de aire por aquí y otra por allá aunque manteniéndose siempre fiel al diseño original.

De nuevo el prototipo fue presentado en el Salón de Ginebra de 1973, abriendo las puertas de la cadena de montaje, mostrándose así el primer modelo construido en el Salón de Ginebra del año siguiente (1974): el Lamborghini Countach LP 400 (la nomenclatura cambia pues la cilindrada final es de 4 litros y no de 5).

En abril de ese mismo año, un afortunado anónimo habitante de Milán recibía las llaves de la primera unidad vendida (primera entrega de los 50 pedidos existentes desde 1973).

Contenido Relacionado

Suscríbase a nuestro Boletín

Busqueda en Creadess

Nota de Creadess

"Ten presente que no busco tu aprobaciòn ni influir sobre tì, me sentirè satisfecho si a partir de ahora comienzas a investigar todo por tì mismo".....Bruce Lee

Los textos de los artìculos publicados son tomados de otras pàginas y tienen claramente indicada la fuente de origen. Nuestra intenciòn es darles una visiòn amplia y no sesgada de los hechos actuales y contribuir a mejorar su bienestar fìsico, mental y espiritual dando herramientas ùtiles y una visiòn positiva de nuestras realidades.

Los artìculos del blog son escritos por nuestros colaboradores. Somos defensores de la libre expresiòn por lo tanto no ejercemos filtros ni sesgos en los contenidos pero si aseguramos la seriedad profesional y veracidad de las personas que postean.

Sigue a Creadess

Envía un mensaje o sugerencia

Nombre (*)
Entrada no válida
Correo (*)
Entrada no válida
Mensaje (*)
Entrada no válida
Entrada no válida

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

NUEVOS MIEMBROS