Dime cómo se comporta tu jefe y te diré qué mentalidad tiene

 

Autor: . El estilo para dirigir y la capacidad para liderar depende del tipo de mentalidad: fija o de crecimiento.
Los jefes tienen la facultad de convertir un trabajo maravilloso en una pesadilla. O todo lo contrario. De una manera u otra, ejercen una fortísima influencia en el día a día de sus trabajadores. Debemos reconocer que nadie nace sabiendo liderar, pero se puede aprender. Para conseguirlo hace falta abrir la mente. O mejor dicho, tener la mentalidad adecuada, como sugiere el maravilloso trabajo de Carol Dweck, profesora en la Universidad de Stanford.

Las personas con mentalidad de crecimiento, en cambio, saben que la inteligencia y el talento se pueden desarrollar. A estos jefes les gustan los cambios y se esfuerzan en aprender de cuanto pueden. Si un superior tiene mentalidad de crecimiento contará con una actitud de aprendiz eterno y asumirá retos, porque estos le permitirán seguir descubriendo cosas. Estos jefes aceptan y hablan de los errores abiertamente y los gestionan de manera positiva. Saben que es el precio para avanzar en cualquier proyecto que se propongan. Tienen interés real por las personas, les ayuda a crecer y reconoce tanto los méritos como los esfuerzos invertidos. Por eso, no es de extrañar que este tipo de jefes sean los que más impacto positivo tienen en la motivación y en la productividad de sus equipos.

Cualquier persona, sea jefe o no, tiene las dos mentalidades. Alguien puede ser un apasionado del aprendizaje en su trabajo (mentalidad de crecimiento) y, sin embargo, haber tirado la toalla para aprender otro idioma porque no lo hizo de pequeño (mentalidad fija). Podemos encontrar a alguien que tenga pavor ante cualquier cambio en su profesión y, sin embargo, sea un creativo o un investigador constante en alguna de sus aficiones. También puede darse que una persona que tuvo muchísimo éxito en el pasado por su capacidad de superación, ahora, llegado un punto, se aferre al poder y haga gala de una mentalidad fija. En todos nosotros conviven ambas mentalidades, por eso es importante identificar cuál es la que gana en cada momento y, en especial, cuando se tienen personas a cargo. Que los trabajadores se consideren afortunados de trabajar con su jefe dependerá de la importancia que estos den a una manera u otra de pensar. Algunos creerán que tienen suerte y otros estarán deseando que llegue el viernes como una tabla de salvación.

https://elpais.com/elpais/2019/11/25/laboratorio_de_felicidad/1574659881_525019.html

Contenido Relacionado

Suscríbase a nuestro Boletín

Busqueda en Creadess

Nota de Creadess

"Ten presente que no busco tu aprobaciòn ni influir sobre tì, me sentirè satisfecho si a partir de ahora comienzas a investigar todo por tì mismo".....Bruce Lee

Los textos de los artìculos publicados son tomados de otras pàginas y tienen claramente indicada la fuente de origen. Nuestra intenciòn es darles una visiòn amplia y no sesgada de los hechos actuales y contribuir a mejorar su bienestar fìsico, mental y espiritual dando herramientas ùtiles y una visiòn positiva de nuestras realidades.

Los artìculos del blog son escritos por nuestros colaboradores. Somos defensores de la libre expresiòn por lo tanto no ejercemos filtros ni sesgos en los contenidos pero si aseguramos la seriedad profesional y veracidad de las personas que postean.

Sigue a Creadess

Envía un mensaje o sugerencia

Nombre (*)
Entrada no válida
Correo (*)
Entrada no válida
Mensaje (*)
Entrada no válida
Entrada no válida

SIGUENOS EN FACEBOOK

NUEVOS MIEMBROS