Masivas marchas en Colombia y algunas ciudades de EE. UU. en contra de Santos

Miles de personas salieron a las calles de Bogotá, Medellín, Cali, Miami o Nueva York, para manifestarse en contra de la corrupción, la paz con las Farc, los impuestos, entre otros motivos. No fueron “cuatro gatos”, como vaticinaron algunos congresistas de la Unidad Nacional; pero tampoco fueron ríos de personas, como auguraba el uribismo.

Las marchas de este sábado 1 de abril tuvieron una gran acogida y fueron respaldadas por miles de personas que salieron a las plazas públicas de las principales ciudades del país. Las motivaciones de la marcha fueron disímiles y hasta confusas, por lo que los carteles, arengas y banderas que portaron los asistentes a las movilizaciones tenían diversos mensajes: contra la corrupción, contra el Gobierno Santos, contra las Farc, contra la paz, o contra la "persecución política". Pero también hubo espacio para apoyos y arengas a favor de la democracia, las Fuerzas Militares o la familia. 

 

Con cánticos y pancartas de "¡No más Santos!", "Fuera Santos", "Defendamos la democracia" y "Salvemos a Colombia del socialismo", los manifestantes se aglutinaron en vías y plazas de las principales ciudades del país y también del exterior, como en Nueva York y Miami. El objetivo general fue exigir la renuncia de Juan Manuel Santos, a quien le fue otorgado el Nobel de Paz hace menos de seis meses por sus esfuerzos para superar medio siglo de conflicto armado.

Las protestas, convocadas bajo el lema "contra la corrupción", estuvieron lideradas por el senador y líder del Centro Democrático, Álvaro Uribe, férreo opositor de Santos -quien fue su ministro de Defensa- y del Acuerdo de Paz logrado en La Habana con las FARC, firmado en noviembre pasado en Bogotá luego de una renegociación hecha tras el rechazo de una estrecha mayoría de colombianos al documento inicial.

Uribe, quien marchó en Medellín, la segunda ciudad del país y su fortín político, se opone al pacto con la principal y más antigua guerrilla del continente porque, según él, garantiza una "impunidad total" a los guerrilleros responsables de delitos graves.

Además, acusa al gobierno Santos, un político de centroderecha, de ser cercano al "castro-chavismo", en referencia a los gobiernos de Cuba y Venezuela.

En Medellín también marchó Jhon Jairo Velásquez, más conocido como "Popeye", uno de los principales sicarios del narcotraficante Pablo Escobar y quien ha reconocido haber matado a por los menos 250 personas y organizado el asesinato de otras 3.000. Y aunque Velásquez fue liberado en 2014 tras pasar casi 23 años en prisión, varios manifestantes se mostraron en contra de su presencia en la marcha al considerar que podía enlodarla. Incluso se llegó a rumorar que había sido expulsado por algunos asistentes a la manifestación, lo cual se encargó de desementir el propio "Popeye". 

Al evento en Bogotá, en tanto, asistieron el expresidente Andrés Pastrana (1998-2002), el exvicepresidente Francisco Santos, el exprocurador Alejandro Ordóñez y la excandidata presidencial del conservatismo, Marta Lucía Ramírez, entre otros.

Los manifestantes también hicieron un llamado en contra de la corrupción, especialmente por los presuntos pagos de la constructora brasileña Odebrecht a las campañas presidenciales de Santos, elegido en 2010 para un periodo de cuatro años y reelecto en 2014, aunque la campaña del candidato uribista en esas elecciones (Óscar Iván Zuluaga) también resultó salpicada. Por ahora, en ninguna de las dos campañas se han señalado responsables por el presunto ingreso de millones de dólares a ambas campañas.

http://www.elespectador.com/noticias/nacional/masivas-marchas-en-colombia-y-ee-uu-en-contra-del-gobierno-santos-articulo-687446