La porfiria, una enfermedad aún desconocida

 

Irene Sebastián

¿Qué es?
La porfiria es un grupo de trastornos causados ​​por anomalías en la biosíntesis del grupo hemo. La molécula hemo es un grupo bioquímico y forma parte de diversas proteínas, como la hemoglobina de la sangre y la mioglobina del músculo entre otras. El núcleo de la molécula hemo normalmente contiene un átomo de hierro y un anillo de porfirina.

20 grupo hemo 2

GRUPO HEMO. IMAGEN DE WIKIMEDIA COMMONS
La producción del grupo hemo, como la de las porfirinas, está formada por múltiples pasos donde participan muchas enzimas. Cuando se produce un fallo en algunas de estas enzimas, se almacenan cantidades anormales de porfirinas o productos intermediarios de estas rutas que son tóxicos.

Las porfirias están provocadas por factores genéticos y ambientales. Los factores ambientales pueden influir fuertemente y desencadenar algún tipo de porfiria, entre ellos encontramos: el alcohol, el tabaco, algunas drogas, hormonas, otras enfermedades, el estrés y una mala alimentación. En cuanto a los factores genéticos, se ha observado que existen una serie de mutaciones en determinados genes que provocan la enfermedad, de los que trataremos a continuación.

¿Cómo se clasifican?
Existen varias formas de clasificar a las porfirias. Una de ellas, las clasifica dependiendo de en qué tejido predomina la deficiencia metabólica, es decir, dónde se acumulan primero los compuestos dañinos. Encontramos de dos tipos: la porfiria hepática y la eritropoyética.

Porfirias Hepáticas: el hígado funciona incorrectamente y aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de hígado.
Porfirias agudas
Porfiria Aguda Intermitente (PAI)
Porfiria Variegata (PV)
Coproporfiria Hereditaria (CPH)
Plumboporfiria o Porfiria de Doss
Porfiria Cutánea Tarda (PCT)

Porfirias Eritropoyéticas: existe un nivel bajo de glóbulos rojos y aumento de tamaño del bazo.
Porfiria Eritropoyética Congénita (PEC) o Porfiria de Günther
Protoporfiria Eritropoyética (PPE)
También podemos clasificar las porfirias según sus causas genéticas y sus síntomas.

¿Cuáles son sus síntomas?
Según su sintomatología podemos encontrar las porfirias cutáneas, que afectan principalmente a la piel y las porfirias agudas, que afectan al sistema nervioso.

En las porfirias cutáneas se observa que las zonas de piel que quedan expuestas al sol se vuelven más frágiles y salen ampollas. Esto provoca infecciones, cicatrices, cambios en la coloración de la piel (pigmentación) y aumento del crecimiento del cabello. En el grupo de las porfirias cutáneas se incluye la Porfiria Eritropoyética Congénita, la Protoporfiria Eritropoyética y la Porfiria Cutánea Tarda.

En las porfirias agudas los signos y síntomas aparecen rápidamente y normalmente durante un periodo de tiempo corto. En estas porfirias se experimenta un dolor abdominal, vómitos, estreñimiento y diarrea. También debilidad muscular, convulsiones, fiebre y cambios mentales como ansiedad y alucinaciones. Si estos signos se intensifican pueden derivar en muerte. En las porfirias agudas podemos encontrar la Porfiria Aguda Intermitente, Coproporfiria Hereditaria y Porfiria Variegata.

20 porfiriooa 2

¿Cuál es su incidencia?
La Porfiria Cutánea Tarda es el tipo más común de todas las porfirias, y la Porfiria Intermitente Aguda es la porfiria aguda más común en la mayoría de países, siendo más frecuente en el norte Europa. La Coproporfiria Hereditaria se encuentra principalmente en Europa y el norte de América, mientras que la Porfiria Variegata es más frecuente en Sudáfrica.

No se sabe la prevalencia exacta de la porfiria, puede variar desde 1 en 500 a 1 en 50.000 personas en el mundo. Esto puede deberse en parte a que muchas personas tienen una mutación genética, pero nunca han experimentado signos y síntomas de la porfiria, lo que se le conoce como penetrancia incompleta.

Genes relacionados
Cada tipo de porfiria es consecuencia de mutaciones en uno de los siguientes genes: ALAD, ALAS2, CPOX, FECH, HMBS, PPOX, UROD o UROS.

Estos genes están relacionados con la producción de las enzimas necesarias para producir el grupo hemo. La gran mayoría de las mutaciones en estos genes provocan la reducción de la actividad de la enzima, por lo que se limita la cantidad de hemo que el cuerpo puede producir.

En el caso de la Porfiria Cutánea Tarda, alrededor del 20 por ciento de los casos están relacionados con mutaciones en el gen UROD. El 80 por ciento restante no están asociados con mutaciones del gen UROD y se clasifican como esporádicos. También puede aparecer si se produce la mutación en el gen HFE.

Tipo de porfiria Patrón de herencia Genes
Porfiria Aguda Autosómica dominante/recesiva ALAD CPOX HMBS PPOX
Porfiria Aguda Intermitente Autosómica dominante HMBS 
Porfiria Variegata Autosómica dominante PPOX
Coproporfiria Hereditaria Autosómica dominante CPOX
Porfiria Cutánea Tarda Autosómica dominante/multifactorial UROD HFE
Porfiria Eritropoyética Congénita Autosómica recesiva UROS GATA1
Protoporfiria Eritropoyética Autosómica dominante/recesiva FECH
Ligada al cromosoma X ALAS2


Patrones de herencia
Las porfirias siguen un patrón de herencia mendeliana donde un único gen se transmite mediante un patrón autosómico dominante o recesivo o ligado al cromosoma X.

Algunos tipos de porfiria se heredan mediante un patrón autosómico dominante (basta con una sola copia del alelo mutado para que se exprese la enfermedad). Esta mutación reduce totalmente la actividad la enzima necesaria para la producción de hemo, por lo que aumenta el riesgo de desarrollar signos y síntomas de porfiria. En las porfirias autosómicas dominantes se incluye: la Porfiria Aguda Intermitente, la mayoría de los casos de Protoporfiria Eritropoyética, Coproporfiria Hereditaria, Porfiria Variegata y en la Porfiria Cutánea Tardía.

Otras porfirias se heredan en un patrón autosómico recesivo (se necesitan ambas copias del alelo mutado para que se exprese la enfermedad). En muchos de los casos, los padres del individuo afectado llevan una copia del gen mutado, pero no padecen la enfermedad. En este patrón de herencia encontramos: la Porfiria Aguda por deficiencia de ALAD, Porfiria Eritropoyética Congénita y algunos casos de Protoporfiria Eritropoyética.

Por último, encontramos casos en la que el patrón de herencia dominante está ligado al cromosoma X, por lo tanto, los padres no pueden transmitir esta característica a sus hijos varones (porque sólo les transmiten el cromosoma Y). Un ejemplo es, la Protoporfiria Eritropoyética cuando es causada por mutaciones en el gen ALAS2, ya que este gen está ubicado en el cromosoma X.

Además, en las porfirias podemos encontrar algunos casos más complejos. La Porfiria Cutánea Tarda y la Porfiria Hepatoeritropoyética están relacionadas con mutaciones en el gen UROD. Si se hereda una copia alterada del gen UROD se tendrá un mayor riesgo de padecer Porfiria Cutánea Tarda, y si se heredan dos copias, se desarrollará la Porfiria Hepatoeritropoyética.

Algunos consejos
La porfiria es una enfermedad en la que los síntomas pueden aparecer y desaparecer. Dependiendo del tipo, estos periodos pueden ser más largos o más cortos. Existe tratamiento con el que se pretende prolongar estos periodos de tiempo.

Se aconseja:

Evitar el alcohol.
Evitar medicamentos que pueden precipitar un ataque.
Evitar la luz solar en lo posible, y con ello, las lesiones en la piel.
Consumir una dieta rica en carbohidratos.

La porfiria e Isabel Allende

Paula, la hija de Isabel Allende también sufrió porfiria. Lo sabemos gracias a la novela que tanto éxito cosechó hace ya unos años y que lleva por título el propio nombre de su hija. Es uno de tantos casos que también se han dado a lo largo de la historia en personajes de conocido nombre.

“La joven había ingresado una noche de diciembre en medio de una crisis de delirio, convulsiones y vómitos. Recibió los primeros cuidados médicos y, en principio, pareció que respondía favorablemente al tratamiento. Pero los profesionales que la atendieron le suministraron sedantes inadecuados, presuntamente porque desconocían que padecía porfiria, y Paula cayó entonces en un profundo estado de coma. Nunca salió de él y vivió postrada en estado vegetativo casi un año más hasta fallecer en casa de su madre, en California”.

La porfiria es una enfermedad metabólica con ocho variedades hereditarias, que se transmite de padres a hijos. En el caso de la familia Frias, la primera portadora detectada fue Ida -la abuela paterna- quien se la transmitió a Miguel -padre de Paula- y a sus primos Eileen y Malcolm. Los tres hombres fueron tratados con éxito en Buenos Aires por la doctora Batlle.

Fuentes: https://genotipia.com/porfiria/

              https://www.batiburrillo.net/la-porfiria-una-enfermedad-aun-desconocida-por-muchos/

Contenido Relacionado

Suscríbase a nuestro Boletín

Busqueda en Creadess

Nota de Creadess

"Ten presente que no busco tu aprobaciòn ni influir sobre tì, me sentirè satisfecho si a partir de ahora comienzas a investigar todo por tì mismo".....Bruce Lee

Los textos de los artìculos publicados son tomados de otras pàginas y tienen claramente indicada la fuente de origen. Nuestra intenciòn es darles una visiòn amplia y no sesgada de los hechos actuales y contribuir a mejorar su bienestar fìsico, mental y espiritual dando herramientas ùtiles y una visiòn positiva de nuestras realidades.

Los artìculos del blog son escritos por nuestros colaboradores. Somos defensores de la libre expresiòn por lo tanto no ejercemos filtros ni sesgos en los contenidos pero si aseguramos la seriedad profesional y veracidad de las personas que postean.

Sigue a Creadess

Envía un mensaje o sugerencia

Nombre (*)
Entrada no válida
Correo (*)
Entrada no válida
Mensaje (*)
Entrada no válida
Entrada no válida

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

NUEVOS MIEMBROS