30Septiembre2014

Creadess

Spanish English French German Italian Portuguese Russian

Nutriciòn, salud y estètica

¡La sangre se puede sustituir por agua de mar!

Califica este contenido!!    ( 6 Votos ) 

21367En 1974 se realizó en la Universidad de La Laguna de Tenerife un singular experimento: diez perros recogidos de la vía pública en deficientes condiciones de salud fueron utilizados para constatar que ¡la sangre puede ser sustituida por agua de mar! El trabajo fue titulado Experiencias de utilización de plasma marino como sustituto de la sangre pero nadie hizo caso. En 2.003 los autores de aquel experimento firmarían un documento avalando de nuevo sus conclusiones pero otra vez fue ignorado. Han pasado diez años desde entonces y quienes deberían haber valorado la importancia de este hallazgo siguen ocultándolo…para proteger a quienes negocian con la sangre. Pues bien, nos lo explica al detalle uno de aquellos investigadores, miembro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

En 1.897 el famoso investigador francés René Quinton presentó en el Laboratorio de Fisiología Patológica de Collège de France, una de las instituciones francesas, los primeros estudios que demostrarían que la sangre puede sustituirse con agua de mar dada la similitud de su composición bioquímica.

Según cuenta André Mahé en su libro El secreto de nuestros orígenes (1.962) -reeditado en 1.999 con el título El plasma de Quinton- el investigador francés extrajo a través de la arteria femoral de un perro de 10 kilos toda su sangre -tardó 4 minutos- e inmediatamente después le inyectó agua de mar; exactamente 532 centímetros cúbicos a 23ºC para lo que necesitó 11 minutos. Pues bien, a pesar de que el desangramiento total del animal debió haberle llevado a la muerte porque la falta de sangre hizo que durante varios minutos sus tejidos no recibieran oxígeno, cerebro incluido, y perdiera nutrientes, el animal se recuperaría por completo. A pesar de que la capacidad de su organismo para combatir infecciones tras la operación había quedado menguada, problema que se hubiera agravado si el agua de mar hubiera resultado ser tóxica.

Quinton repetió sus experimentos con otros perros llegando a inyectar bruscamente a undoganatomynew perro de apenas 5 kilos ¡3 litros y medio de agua de mar! en apenas 50 minutos de forma que a los riñones no les diera tiempo a eliminarla y su organismo se transformara en “una masa de agua marina”.

Realizó otros grupos de experimentos todos con resultados satisfactorios. El agua de mar contiene los 118 elementos de la tabla periódica en su forma orgánica y biodisponible. Su composición es similar a la del líquido extracelular y se trata por tanto de un auténtico suero fisiológico natural concentrado capaz de satisfacer totalmente las necesidades minerales de las células en todos los seres vivos de la escala animal y humana.

El éxito sería tan notable que en 1.903 el uso del plasma marino de Quinton sería reconocido por la Sanidad francesa. Fue el primer producto definido como medicamento por el estatuto de 1.942 y, es más, la Seguridad Social decidió costearlo hasta 1.982.

El agua de mar ayuda a curar o mejorar en patologías tan dispares como el cansancio, la CorazondeMar_800astenia, el agotamiento físico, la desnutrición, la anemia, la fatiga crónica, la anorexia, los trastornos de senescencia, los problemas gastrointestinales, la gastroenteritis, estreñimiento, disentería, tuberculosis, la esclerosis en placas, las infecciones, la coriza, rinitis, sinusitis, distintas alergias, afecciones de la piel (incluido prurito, urticaria, dermatitis y psoriasis), quemaduras, asma, problemas de próstata, artritis, osteoporosis, bronquitis, gingivitis, desequilibrio del sistema nervioso central e inmune, obesidad, hemofilia, estrés, vómitos del embarazo, entre otras dolencias.

Algunos experimentos de Quinton fueron reproducidos en España en la Universidad de La Laguna de Tenerife en la convicción de que si realmente puede transfundirse agua de mar cuando alguien necesita sangre se salvarían miles de vidas. Lamentablemente, aunque esto fue corroborado, su trabajo fue ignorado.
A pesar de los resultados obtenidos ni una sola autoridad médica se interesó en ello.

En los años 80 se cambiaron las leyes sobre los medicamentos y el laboratorio que producía el plasma o suero de Quinton en Francia cerró. El plasma de Quinton solo estátierradelmar legalmente autorizado como complemento alimenticio y no como “medicamento” dadas sus constatadas propiedades. Se elabora como complemento alimenticio para su ingesta cumpliendo escrupulosamente la actual normativa de la farmacopea europea: es decir, es un complemento que se fabrica como si fuera un medicamento. El agua de mar pasa por una doble filtración en frío y el resultado es un líquido apirógeno (no produce fiebre) y estéril. Hay una “pega” pues de un lote a otro hay siempre pequeñas diferencias ya que el mar es algo vivo y la concentración de los minerales tiene pequeñas variaciones las cuales hacen que no podamos cumplir con los protocolos exigidos actualmente para solicitar la propiedad de inyectable.

Realmente sorprendente. ¿Cómo es posible que ante todo esto se siga ignorando el trabajo de René Quinton? Por desconocimiento, por ignorancia y porque hay muchos intereses creados. Y en buena medida porque esta información no le ha llegado a los médicos. Es inconcebible que éstos ignoren que el agua de mar es una especie de panacea que permite reequilibrar los metabolismos que no funcionan. ¡Si es útil en casi todas las patologías! Por eso llamo al Quinton Isotónico la “llave de paso universal”.
Reportaje: Antonio F. Muro
Fuente: Discovery Salud Nº 161

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=151504178382498&set=a.111906115675638.1073741831.100005687502492&type=1

Busqueda en Creadess

Síguenos en Facebook



SIGUENOS EN TWITTER