ENSEÑAR A PENSAR, EL GRAN RETO

 

Que toda la gente piensa es un hecho, sin embargo, no todos lo hacen con la efectividad que la situación le requiere; por ejemplo, todos hacen cálculos pero no igualmente acertados, hacer analogías es común, pero no siempre se hacen apropiadamente; todos llegan a conclusiones, pero no siempre con igual cuidado; todos hacen argumentos, pero no todos tienen la misma coherencia y fuerza.

 

 

Si el pensamiento lleva a tomar decisiones y por ende a actuaciones,  ¿en función a qué decidimos? ¿Quién o de qué manera aprendemos a tomar esas decisiones y actuaciones?  Sin duda, el ser humano vive en conflicto permanente consigo mismo, con la sociedad y con el medio que le rodea y, en este momento histórico, como lo menciona Soubal (2008):

ENSEÑAR A PENSAR EL GRAN RETO 1

“No se prepara al estudiante futuro profesional para insertarse en la sociedad como un ser autoreferente, creativo, reflexivo, que se evalúa a sí mismo en su crecimiento, decrecimiento y errores, y no desarrolla un estilo crítico como producto de la educación crítica recibida en la institución escolar”

Y menciona que:

“El predominio del pensamiento reproductivo en los niveles escolares y el tratamiento reduccionista y analítico que se da al curriculum, impide que se logren los propósitos de una educación como sistema complejo”.

Sin duda, es urgente e imperativo mirar la educación de una manera diferente, dejar de enseñar —para transmitir y reproducir— por enseñar a pensar —para fomentar la curiosidad y el deseo de saber—, Es decir, enseñar a hacer preguntas, a encontrar respuestas que lleven a los aprendices a  establecer juicios inteligentes y acciones asertivas, que los lleven a hacer  mejor lo que se hace, pensando de manera creativa, innovadora, que les lleven a darse cuenta de posibilidades ocultas y a resolver problemas complejos.

 

ENSEÑAR A PENSAR EL GRAN RETO 2

 

Llevar a nuestros alumnos a desarrollar  la capacidad de observar los detalles, de descubrir lo esencial de cada situación pensando más críticamente, más coherentemente, más creativamente, más profundamente de lo que lo cotidianamente se hace.

Enseñar en estos tiempos no es una cuestión de conocimientos, sino de modos de razonar. (Soubal, 2008),  y como Piaget menciona en (Mendez, 2014) la meta principal de la educación es formar hombres y mujeres que sean capaces de hacer cosas nuevas, no simplemente de repetir lo que otras generaciones han hecho —hombres y mujeres que sean creativos, inventivos y descubridores—.

Sin duda, el gran reto es mirar y comprender la mente humana y el pensamiento como sistema autopoietico que se produce y autoreproduce constantemente, por lo que, como dice Soubal (2008), el pensamiento no es una actitud pasiva o contemplativa dentro del aula,  es una interacción con el medio, con la realidad, consigo mismo y que lo lleva a transformar y transformarse.

María Isabel Noble

Sigue en la Parte II

https://ined21.com/ensenar-pensar-gran-reto/

Contenido Relacionado

Suscríbase a nuestro Boletín

Busqueda en Creadess

Nota de Creadess

"Ten presente que no busco tu aprobaciòn ni influir sobre tì, me sentirè satisfecho si a partir de ahora comienzas a investigar todo por tì mismo".....Bruce Lee

Los textos de los artìculos publicados son tomados de otras pàginas y tienen claramente indicada la fuente de origen. Nuestra intenciòn es darles una visiòn amplia y no sesgada de los hechos actuales y contribuir a mejorar su bienestar fìsico, mental y espiritual dando herramientas ùtiles y una visiòn positiva de nuestras realidades.

Los artìculos del blog son escritos por nuestros colaboradores. Somos defensores de la libre expresiòn por lo tanto no ejercemos filtros ni sesgos en los contenidos pero si aseguramos la seriedad profesional y veracidad de las personas que postean.

Sigue a Creadess

Envía un mensaje o sugerencia

Nombre (*)
Entrada no válida
Correo (*)
Entrada no válida
Mensaje (*)
Entrada no válida
Entrada no válida

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

NUEVOS MIEMBROS