Lenguaje Corporal. Gestos que delatan la personalidad

Gesto de La palma de la mano abierta en todo momento: Es un gesto característico de las personas sinceras. 

Gesto del puño cerrado:

Revela tensión nerviosismo, con este gesto se oculta la verdad

lenguaje corporal

Gesto de Los hombros caídos:

Sugiere depresión incapacidad, para hacerle frente a ciertas situaciones en la vida.

Gesto de sentarse con las dos piernas unidas paralelamente:

Denota una personalidad cuidadosa, ordenada y cuidadosa.

Gesto de cruzar la pierna en un ángulo de 90º al nivel de la rodilla:

Es ambicioso. competitivo. Es un gesto poco común en las mujeres

Gesto de sentarse sobre una pierna:

Sugiere una personalidad muy conformista a quien no le es fácil tomar decisiones.

    

Gesto de La mujer que se sienta con las piernas abiertas:

Revela independencia, un concepto muy definido de su imagen.

La persona camina muy a prisa:

Sugiere una personalidad dinámica, inquieta, ansiosa por cumplir metas que se ha trazado en un tiempo determinado.

Si el individuo camina con pasos vacilantes, y no mantiene una relación recta al caminar:

Denota una personalidad vacilante, errática, insegura, tímida y cansada por los embates recibidos en la vida.

Gesto de Echarse hacia atrás en una butaca:

Sugiere confianza en uno mismo

Gesto de Poner los pies sobre la mesa:

Denota relajamiento total, control absoluto. También chulería.

Cuando se llama la atención por la ropa y forma en que uno se viste:

No sólo se proyecta una personalidad exhibicionista, sino se demuestra un carácter rebelde independiente.

Un tono de voz demasiado alto:

Sugiere una personalidad agresiva capaz de actuar con violencia en un momento determinado

MAS SOBRE LOS GESTOS QUE DELATAN NUESTRA PERSONALIDAD

Los gestos del lenguaje corporal nos delatan
“¿Quién de ustedes mueve insistentemente el pie cuando está sentado en clases o alguna reunión? ¡Yo!, grité entusiasmada. Bueno, psicoanalíticamente hablando, este gesto significa deseo con connotación sexual reprimida, contestó mi profesor, ante toda la clase en la universidad”.

lenguaje corporal 4

“Las risas inundaron el salón y, aunque debo confesar que fue una buena plancha, conversando después con mis compañeros, me di cuenta de que somos muchos los que hacemos este gesto de lenguaje corporal sólo que ninguno de ellos fue tan efusivo para contestar”, comenta Viviana de 32 años.

Y aunque nunca confirmó si lo dicho por su profesor tenía algún grado de veracidad, lo cierto es que Viviana descubrió, gracias a este episodio, que nuestros cuerpos hablan a través de sus movimientos y gestos. Algo que la psicología moderna, denomina lenguaje corporal, y que viene estudiando desde hace más de ocho décadas.

De mi boca una cosa, con mis gestos otra
Los procesos de selección de personal, en especial, las entrevistas con psicólogos, quizás sea una de las circunstancias en que los sujetos nos vemos enfrentados al más claro hecho de análisis. No sólo por cómo nos expresamos o la forma en que interactuamos con el otro, sino que, sobre todo, por los gestos que realizamos en nuestro lenguaje corporal o los movimientos que hacemos frente a determinados temas.

 

Son ellos, los especialistas, quienes están atentos a estas formas de expresión, porque conscientes o no, los seres humanos, delatamos mucho de nuestra personalidad a través de simples gestos y de nuestro lenguaje corporal. Sin embargo, no es posible pensar el lenguaje corporal o la interpretación de nuestros gestos, independientemente del lenguaje.

Como lo señala el psicólogo del Instituto Neuropsiquiátrico de Chile (INC), Emanuel Rechter, “cuando se intenta establecer determinados comportamientos de lenguaje corporal, se tratan de ver como naturales, pero lo cierto, es que todos estos significantes que les damos están pauteados culturalmente. Es decir, si X gesto significa X cosa, es que por culturalmente le dimos esa interpretación. En pocas palabras, el lenguaje corporal está determinado por el lenguaje aunque, en este caso, el lenguaje no haya sido verbalizado”.

lenguaje corporal 3El profesional advierte que lo normal, hablando desde un ámbito muy general de la psicología, es que los gestos acompañen al lenguaje, es decir, “que subrayen, enfaticen o remarquen, lo que estamos expresando a través de las palabras”.
El gesto de las manos en la caderas, frotarse un ojo…

“Dime lo que haces y te diré quién eres”, así podría llamarse el subtítulo de este reportaje, puesto que a juicio de los profesionales que estudian el lenguaje corporal hay ciertos patrones que se repiten y que, por lo mismo, se les puede dar cierta significación general. Claro, que según Rechter, tampoco es bueno creer en todo y cada uno de estas definiciones, ya que los movimientos y gestos, también están determinados por las características propias de cada ser humano. “Eso que nos hacer ser únicos”.

No obstante, diversos especialistas coinciden a la hora de dar ciertos consejos para tener un mejor desempeño frente a los demás. Es así como se puede desprender que quienes hacen el gesto de mirar directamente a los ojos de otra persona cuando hablan, son personas seguras, maduras, amistosas y sinceras.

Por el contrario, movimientos como cruzar y descruzar las piernas, moverse en el asiento o mirar constantemente la hora en el reloj, denotará a todas luces signos de aburrimiento, por eso se aconseja controlar estos gestos de lenguaje corporal, y en caso de que la hora se quiera saber a toda costa, siempre es bueno, mirarla en el reloj de otro, no en el propio.

Por otra parte, hay actos mucho más concretos que poseen un claro significado en lenguaje corporal. Por ejemplo, el gesto de entrelazar los dedos, denota autoridad; mirar hacia abajo, se entiende como un signo de que no creemos en lo que nos están diciendo; en lenguaje corporal, frotarse las manos es un signo de impaciencia; mantener las palmas de las manos abiertas significan sinceridad, franqueza e inocencia.

Asimismo, el gesto de pararse con las manos en las caderas denota buena disposición para hacer algo, por el contrario mantener los brazos cruzados a la altura del pecho revela una actitud a la defensiva; mientras que mantener las manos en las mejillas durante una conversación demuestra que evaluamos la proposición. En tanto, el gesto de jugar con el cabello muestra falta de confianza en sí mismo e inseguridad y, tocarse ligeramente la nariz, revela mentir, dudar o rechazar algo.
Y tú ¿ya descubriste cual es el gesto de lenguaje corporal que más haces cuando estás conversando?

http://www.elartedelaestrategia.com/gestos_que_delatan_la_personalidad.html