¿Cómo se ve la sustentabilidad desde la ONG?

 

En Venezuela existen varios centenares de organizaciones de desarrollo social, sean asociaciones civiles, fundaciones sin fines de lucro, en general conocidas como organizaciones de no gubernamentales. Sus ámbitos de acción van desde el fomento y ejecución de acciones asistenciales caritativas, hasta el desarrollo de actividades de planificación, desarrollo y ejecución de planes y proyectos de Desarrollo Humano, o de sustentabilidad socio-ambiental.

 

Sus ámbitos de acción van desde el fomento y ejecución de acciones asistenciales caritativas, hasta el desarrollo de actividades de planificación, desarrollo y ejecución de planes y proyectos de Desarrollo Humano, o de sustentabilidad socio-ambiental.

Las organizaciones no gubernamentales son aliadas de las empresas en el ejercicio de iniciativas de Responsabilidad Social. Janye Rosignoli, presidenta y coordinadora de Proyectos  en la Asociación Civil Coopetitividad Integral, y Diego Díaz Martin, quien dirige Vitalis, desarrollan su visión de la sustentabilidad.

Janye Rosignoli, A. C. Coopetitividad Integral

Hay que integrar capital natural, humano y social

El planeta consume recursos naturales en mayor proporción de lo que es capaz de generar y la degradación ha sido inevitable. Es demasiado difícil revertir el proceso, más aún cuando no se vislumbra un verdadero compromiso político de generar los cambios.

“En  condiciones de extrema conflictividad como la que estamos viviendo en el planeta se está dejando a la deriva la solución del problema”, explica Janye Rosignoli, ingeniera industrial de la Universidad Católica Andrés Bello que cuenta con estudios del Master en RSE en la  Universitat de Barcelona (España), quien es la presidenta y coordinadora de Proyectos  en la Asociación Civil Coopetitividad Integral. 

Como consultora de empresas en el área de Responsabilidad Social Empresarial, planificación estratégica e inteligencia de negocios, y tras su experiencia durante 16 años como empresaria del sector textil, ha desarrollado una perspectiva de la sostenibilidad muy crítica.

Rosignoli relaciona el concepto de sostenibilidad con las finanzas, porque a su juicio, trata específicamente de la creación de valor. “Es la condición de una empresa, organización, sistema,  o territorio de crear valor sostenido en el tiempo”. En realidad –explica– se refiere a valor económico entendiéndose en términos financieros como la capacidad de generar flujo de caja. “Aplicándolo al desarrollo de una nación o de un territorio hace referencia al capital generado por el ser humano, expresado en infraestructura, bienes de capital, financiero, comercial, etc.”.

El crecimiento sostenido, señala. “no es posible si se agotan los recursos naturales o insumos que deben ser transformados; sean materias primas del sector primario, energía, recursos hídricos, condiciones ambientales adecuadas requeridas en el proceso de creación de valor, y que se conocen como Capital Natural”.

También es fundamental asegurar el Capital Humano, necesario y competente para manejar los procesos; y el Capital Social, determinante para mantener las relaciones necesarias con el entorno y para permitir los intercambios de bienes o servicios de manera eficiente. “El equilibrio entre los distintos tipos de capital asegura la sostenibilidad de los procesos productivos o de desarrollo”, enfatiza.

Para Rosignoli, “la visión de desarrollar cualquiera de ellos a expensas de otros, lleva irremediablemente a la insostenibilidad del sistema. Lamentablemente el modelo de desarrollo tradicional se ha fundamentado en el crecimiento de un solo tipo de capital, que es el construido normalmente a expensas de los otros tres tipos de capital: explotando de manera exhaustiva el capital natural y humano, y destruyendo el capital social al tratar de establecer permanentemente relaciones de ganancia cero”.

Contexto venezolano

En el contexto local se le ha dado una importancia marginal al capital natural, teniendo como consecuencia que las regiones que han tenido mayor desarrollo económico presentan problemas muy graves de carácter ambiental, expresa Rosignoli.

“Afortunadamente somos un país con pocos habitantes y un gran parte del territorio ha sido muy poco intervenido, lo que ha evitado una mayor degradación. Sin embargo, de seguir produciendo de la manera como lo estamos haciendo, se generarán desequilibrios ambientales y sociales graves. La población venezolana en su mayoría se ha visto muy poco beneficiada en lo económico, no recibe atención  adecuada en educación, salud y saneamiento ambiental para asegurar su pleno desarrollo y es, además, la principal víctima de los desastres ambientales ocasionados por la actividad económica”.

La consecuencia de lo anterior ha sido –observa- la corrosión de las relaciones, “perjudicado la calidad de vida de gran parte de la población al punto de conducirnos a un grado de conflictividad que impide toda posibilidad de conciliación en el corto plazo”.

¿Existe realmente solución?

“Debemos confiar en que sí  hay una solución, pero está claro que con los modelos de desarrollo tradicionales es literalmente imposible lograr los cambios necesarios para revertir el proceso de degradación ambiental y de la sociedad. Es el momento de abandonar los procesos altamente entrópicos que destruyen valor, generados en el pasado a través de modelos de construcción y producción muy contaminantes y consumidoras de recursos naturales, con escasa eficiencia energética”.

La solución obliga a buscar formas sinérgicas de organización y de producción. “Debemos lograr mayor eficiencia en todos los procesos y eso es posible sólo gracias a las organizaciones reticulares y a las relaciones basadas en la solidaridad, la ética y la transparencia. Eso representa un salto cuántico en la evolución de nuestras sociedades y la gran mayoría de las personas no alcanza a comprenderlo”. Pero la receta es muy simple, detalla Rosignoli: “Debemos dejar de lado el ego para darle mayor espacio al espíritu”.

Diego Díaz Martin,  Vitalis

Sustentabilidad para el largo plazo

Desde la ONG Vitalis, Diego Díaz Martin y su equipo colaborador le ha hecho seguimiento a los alcances de los principios contenidos en la Agenda 21 de las Naciones Unidas, los cuáles –a su juicio– reflejan en gran medida las acciones que deben mantenerse y fortalecerse, pues no han perdido su vigencia. En dichos principios se incluyen temas clave para Venezuela, como la lucha contra la pobreza, el cambio de las modalidades de consumo, la protección y fomento de la salubridad, la conservación de la biodiversidad, la búsqueda de soluciones para el problema de los residuos y el estímulo de la ciencia y la tecnología para el desarrollo sostenible.


En su capítulo 30; “Fortalecimiento del papel del comercio y la industria”, la Agenda 21 reconoce el papel crucial de la empresa en el desarrollo económico y social del país y propone como lineamientos para fortalecer su papel en lo social y lo ambiental: 1) Fomentar la producción limpia y 2) Fomentar la responsabilidad social empresarial.

Vitalis, comprometida con su misión y visión,  ha impulsando el análisis del marco jurídico vigente, manteniendo una crítica proactiva, constructiva y propositiva, desde la perspectiva de una sociedad civil solidaria y cooperativa, pero  igualmente justa y crítica, complementando sus acciones con diversos proyectos y programas de alto contacto con la colectividad, apoyado por sus aliados distribuidos a lo largo y ancho de todo el país.

Para Díaz Martín, la  sustentabilidad es la capacidad de mantenerse en el tiempo, y si lo vinculamos al desarrollo, aquel modelo que atienda las necesidades de los seres humanos y el resto de los seres vivos sin comprometer los recursos naturales que requerirán las generaciones futuras para cubrir sus requerimientos de bienestar. “Tal sustentabilidad comprende, al menos, tres dimensiones: una social (representado por los intereses, necesidades y actividades de la sociedad), una ambiental (que incluye a todos los seres vivos y su medio), y una económica (que representa la valoración de los bienes y servicios existentes). Estas tres dimensiones interactúan entre sí, y determinan, de acuerdo a sus relaciones, la sustentabilidad de un modelo de desarrollo”, afirma.

 Retos y desafíos de la sostenibilidad

En el contexto venezolano, la sustentabilidad debería estar basada en el aprovechamiento racional de los recursos naturales, sin merma de su capacidad regenerativa en el caso de los renovables, y con el uso estratégico de los no-renovables, impulsando el desarrollo de nuevas tecnologías limpias o de bajo impacto negativo ambiental, indica Díaz Martin.

“La sustentabilidad también está basada en el ordenamiento del espacio y los usos normados de los recursos, la inversión a la altura de las necesidades, el cumplimiento de las funciones específicas de todos los entes del poder público, y la capacidad gerencial de los líderes a cargo de la formulación de políticas, planes y proyectos, que involucren a los recursos naturales, siempre impulsando la activa participación de la ciudadanía, del empresariado, de los medios de comunicación social y del sector académico, a través de la extensa red de universidades”.

A todo lo anterior Díaz Martín suma el necesario control ciudadano y la independencia de los diversos actores involucrados, de manera tal que la transparencia de la gestión no se vea comprometida, y se logre un beneficio compartido dentro de un ambiente sano, seguro y equilibrado para todos.

“En la medida que la sustentabilidad sea transversal a nuestras acciones, y dejemos de pensar en el corto plazo, atendiendo solamente las emergencias derivadas de una mala planificación, lograremos visualizar un horizonte en el que todas las necesidades humanas sean atendidas, incluyendo aspectos fundamentales del bienestar y calidad de vida, con consideraciones tangibles derivadas del respeto, cuidado y uso racional e inteligente del resto de los recursos naturales con que contamos”, manifiesta Díaz Martín.

Roxanys Paredes Rivas.

http://www.petroguia.com/pub/article/%C2%BFc%C3%B3mo-se-ve-la-sustentabilidad-desde-la-ong

 

Contenido Relacionado

Suscríbase a nuestro Boletín

Busqueda en Creadess

Nota de Creadess

"Ten presente que no busco tu aprobaciòn ni influir sobre tì, me sentirè satisfecho si a partir de ahora comienzas a investigar todo por tì mismo".....Bruce Lee

Los textos de los artìculos publicados son tomados de otras pàginas y tienen claramente indicada la fuente de origen. Nuestra intenciòn es darles una visiòn amplia y no sesgada de los hechos actuales y contribuir a mejorar su bienestar fìsico, mental y espiritual dando herramientas ùtiles y una visiòn positiva de nuestras realidades.

Los artìculos del blog son escritos por nuestros colaboradores. Somos defensores de la libre expresiòn por lo tanto no ejercemos filtros ni sesgos en los contenidos pero si aseguramos la seriedad profesional y veracidad de las personas que postean.

Sigue a Creadess

ÚLTIMAS ENTRADAS DE BLOG

Envía un mensaje o sugerencia

Nombre (*)
Entrada no válida
Correo (*)
Entrada no válida
Mensaje (*)
Entrada no válida
Entrada no válida

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

NUEVOS MIEMBROS