biología molecular
  • La vitamina C y el cáncer

    La vitamina C y el cáncer

    La mejor manera de tener buenas ideas es tener un montón.
    La satisfacción de la curiosidad es una de las más grandes fuentes de felicidad en la vida.
    Linus Pauling.... Uno de los científicos más destacados y carismáticos del siglo XX dedicó los últimos años de su vida a estudiar los efectos de la vitamina C en diversas enfermedades, cáncer incluido.

  • Lo que usted debería saber acerca de los fríjoles (y nadie se atreve a decirlo)

    Ana Cristina Vélez
    El aporte nutritivo, el efecto del calentamiento global sobre la producción de fríjol, y cómo hacerlos más fáciles de digerir son los temas que se tocarán en este artículo.

    A los fríjoles también se les llama porotos en Suramérica, fréjol en Ecuador, caraotas –a los granos negros y blancos–en Venezuela, y en algunas regiones de Colombia se les dice frisoles. La palabra viene del español antiguo frisol, del latín phaseolus o phaselos. Por ser una leguminosa rica en proteína, algunos los llaman “la carne de los pobres”. Recordemos que son el sustento alimenticio de 400 millones de personas en todo el mundo.

  • Simbiogénesis, un nuevo principio de la evolución

    Simbiogénesis, un nuevo principio de la evolución

    Es difícil imaginarse hoy en día que hace más de ochenta y cinco años – antes de que tuviéramos amplios conocimientos sobre la estructura de las células, antes de la aparición de la microscopía electrónica y muchos otros modernos instrumentos a los cuales estamos acostumbrados, antes de que fueran desarrollados los principios de la Biología molecular, y mucho antes de que se estableciesen las diferencias fundamentales entre las bacterias (procariotas) y células nucleadas (eucariotas) y fueran descritas, el botánico ruso Boris Kozo-Polyansky ya perfiló el origen simbiótico de los núcleos de las células.

  • Un yogur para editar el genoma

    Un yogur para editar el genoma

    En general asociamos a las bacterias con la suciedad, enfermedad y muerte. El recuerdo de la peste bubónica –causada por la bacteria Yersinia pestis y de otras devastadoras epidemias causadas por bacterias– algo tiene que ver con la lúgubre visión que tenemos de estos seres microscópicos. Sin embargo, muchas bacterias no solo son inocuas, sino que además esenciales en nuestra vida.

     

Contenido Relacionado

Suscríbase a nuestro Boletín

Más Leídas de la semana

Sigue a Creadess

Envía un mensaje o sugerencia

Nombre (*)
Entrada no válida
Correo (*)
Entrada no válida
Mensaje (*)
Entrada no válida
Entrada no válida

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

NUEVOS MIEMBROS