capital social
  • ¿Hacia un capitalismo decadente?

    El principio productivo de la ideología capitalista que impone la inversión de capital para crear más capital, si bien se mantiene como objetivo en el panorama que anima a las empresas capitalistas a producir para obtener beneficios, tiende a contaminarse por el personalismo de sus gestores. Producir para crecer en una tarea del conjunto empresarial capitalista, cuya actividad no solamente redunda en la propia máquina productora, sino que se hace extensivo a la sociedad, comienza a debilitarse, al colocar en primer plano los intereses personales del colectivo gestor. De tal manera que, dada su condición de asalariados, el espíritu de riqueza avanza imparable suplantando al espíritu del capital. Lo que quiere decir que la razón personal trata de imponerse a la razón del capital.

  • Censura corporal: La desnaturalización de lo natural

    Censura corporal: La desnaturalización de lo natural

    En la playa sí, en la plaza no

    El revuelo causado por la presencia en el Congreso del bebé de Carolina Bescansa, diputada de Podemos ha vuelto a encender el debate sobre la conciliación de la maternidad y la vida laboral. Ahora, el motivo esgrimido por la diputada (el amamantamiento) pone en liza, aunque de manera más discreta, el hecho de qué sucede cuando este se produce en público, cosa que también se le reprochó alegando que buscaba atención mediática.

  • Cómo desarrollar inteligencia emocional

    La inteligencia emocional es la capacidad de entender y gestionar las emociones, lo cual es la clave de la salud mental y de la inteligencia social que es la destreza de conocer los sentimientos de los demás para funcionar bien en la sociedad.
    La correlación entre IE e IS puede marcar la diferencia entre comportarse de una manera socialmente aceptable o quedar fuera de lugar.

  • La inteligencia social en la política

    Una comunidad con alto capital social está en una mejor situación para tomar decisiones. (iStock)
    Todo el mundo empieza a hablar de “reforma constitucional”. Una vez más aparece una palabra mágica, un conjuro, que va a resolver todos nuestros problemas. En los últimos tiempos se ha apelado a la 'política' (por oposición a la legalidad), al consenso, al diálogo, a la calle.

Contenido Relacionado

Suscríbase a nuestro Boletín

Sigue a Creadess

Envía un mensaje o sugerencia

Nombre (*)
Entrada no válida
Correo (*)
Entrada no válida
Mensaje (*)
Entrada no válida
Entrada no válida

SIGUENOS EN FACEBOOK

NUEVOS MIEMBROS