Miembros de Escaparate Tecnológico

Miembros de Escaparate Tecnológico

  • Ana Maria Soledad Gomez

    Ana Maria Soledad Gomez

    Siiii ya soy titular y en la escuela que yo quería.... Gracias Dios!!!
    Estoy feliiiizzzz!!!!!

  • Elmo Evaristo Arrestegui Cosme

    Elmo Evaristo Arrestegui Cosme

    Francesc Miralles, autor del libro 365 ideas para cambiar tu vida (editorial Planeta), tiene la respuesta. Expone varias reflexiones sobre los dilemas que se ha cuestionado la humanidad durante los últimos años y nos descifra la clave para ser felices en diez pasos.

    Paso para la felicidad nº 1- Pensar solo en el día de hoy

    Las agendas constituyen parte de la barrera emocional que nos impide ser felices. La predisposición a dejar para mañana lo que podemos hacer hoy y a organizar escrupulosamente cada minuto de nuestra vida impide que disfrutemos del presente. Debemos pensar: Hoy es el día más feliz de nuestra vida. “Lo único razonable que podemos hacer es pasar el día de la mejor manera posible”, explica el autor.

    Los 10 pasos que te conducen a la felicidad

    Paso para la felicidad nº 2- No compararnos con los demás

    “El reto de ser uno mismo requiere que salgamos de las emociones y opiniones estereotipadas y reclamemos nuestro lugar en el mundo”. Cada uno tiene que actuar en su ámbito. “Hace 3000 años que nos dedicamos a buscar la felicidad. Es un concepto muy amplio y muy variable". La felicidad es subjetiva, dependerá de nuestras necesidades, entorno y tiempo. "Quien esté arruinado, será feliz cuando se libre de sus deudas, depende de la experiencia personal de cada uno”, ejemplifica Miralles.

    Paso para la felicidad nº 3- No criticar

    Concentrar nuestras energías en descalificar a los demás juega en detrimento de nuestro beneficio. “En lugar de prestarnos a posibles amenazas externas, si impulsamos nuestro propio viaje al futuro viviremos de forma mucho más productiva y sosegada”. El camino hacia la felicidad empieza en priorizar nuestros intereses.

    Paso para la felicidad nº 4- Centrarse en el lado soleado de la vida

    A menudo nos convertimos en buscadores infatigables de la felicidad cuando puede estar en el lugar y momento menos predecibles. Sorprenderse es la condición sine qua non para dar con el elixir de la felicidad. “La felicidad inesperada es la mejor. Observar el paisaje desde el tren, oler algo que te recuerda a tu niñez… son pequeñas cosas que nos inundan de bienestar”, reconoce el autor. Enfocar los aspectos positivos ayuda a multiplicar su poder.

    Los 10 pasos que te conducen a la felicidad
    Paso para la felicidad nº 5- Rodearse de gente positiva

    La vida impone determinadas barreras que no podemos sortear. La elección de nuestros amigos es propia. Debemos aprovecharnos. Nuestro entorno es el espejo en el que se refleja nuestra personalidad, experiencias, inquietudes. Constituye una memoria viva de quienes somos, de dónde venimos, dónde estamos y dónde queremos dirigir nuestra vida. “La calidad de nuestros amigos determina la calidad de nuestra propia vida”. Como explica Miralles “es muy importante elegir a personas positivas que nos hagan reír, sentirnos bien, que nos den apoyo…”.

    Paso para la felicidad nº 6- Afrontar los problemas con humor

    Todos hemos dicho alguna vez: me río por no llorar. Asumir las adversidades de la mejor manera posible contribuye a nuestro bienestar, a crearnos una especie de coraza muy necesaria para no desmoronarnos y afrontar las pruebas que nos pone la vida con fuerza. No podemos elegir lo que pasa, pero sí nuestra actitud. “Dentro de las circunstancias que nos toque vivir hay que hacerlo con la mejor actitud posible. Es aconsejable sacar algo positivo de todo”. Incluso de las malas experiencias. “Si no hubiera momentos malos no sabríamos valorar los buenos”, sentencia.

    Paso para la felicidad nº 7- Aprender algo nuevo cada día

    Miralles insiste en desmentir el tópico de que la ignorancia da la felicidad. “Ser ignorante no hace feliz, no te permite comprender muchos aspectos y contribuye a la falta de empatía con los demás”. La cultura contribuye, por tanto, a ampliar el abanico de amistades y a nutrirnos de sus experiencias, involucrarnos en sus sentimientos y a ser mejor personas.

    Paso para la felicidad nº 8- Mostrar los sentimientos a la gente que quieres

    Muchas veces no somos conscientes de lo que tenemos hasta que lo perdemos. Entonces nos arrepentimos de no haber pasado más tiempo o haberles demostrado nuestro cariño y afecto a nuestros seres más queridos. No dar pie a entrar en discusiones relajará nuestro estado. “Si todos sumáramos buenos actos y no nos enfadáramos en nuestro entorno más inmediato, la suma final sería más positiva que negativa. Al final lo que buscamos es sentirnos útiles para los demás”, opina el autor.

    Paso para la felicidad nº 9- No temer a la vida

    La vida, en ocasiones, se presenta difícil. Determinadas decisiones nos superan, nos sentimos incapaces de asumirlas. La rabia de no poder con todo solo se soluciona con un replanteamiento de la vida. Debemos restablecer nuestras prioridades más inmediatas. “El miedo impide que desarrollemos nuestros objetivos en la vida”.

    Los 10 pasos que te conducen a la felicidad

  • Ingrid Francis Figueroa Andrinis

    Ingrid Francis Figueroa Andrinis

    Administradores de grupo

    Estimados Miembros de la Plataforma Creadess
    Invito a todos al Curso online: Gestionando mi Blog en Creadess.
    Guía para el manejo las herramientas básicas de la plataforma Creadess.
    Descripción: El curso se propone como una guía para el manejo las herramientas básicas de la plataforma Creadess, enfocada al uso del Blog para permitir a los participantes integrarse como blogueros en nuestra comunida

  • Javier Mejía Torrenegra

    Javier Mejía Torrenegra

    ¿Realmente los libros electrónicos son más respetuosos con el medio ambiente? leer mas en exagonobibliotecario.blogspot.com

  • JOSE ANGEL MONTIJO ALAMO

    JOSE ANGEL MONTIJO ALAMO

    !QUE LA PAZ Y LA BENDICION SE DEJE SENTIR EN CADA UNO DE USTEDES!

  • Juan Carlos García Pais

    Juan Carlos García Pais

    BENDITA OSE Y NO NOS DAMOS CUENTA!!!

    El olor a la pobreza por Vargas LLosa en El País de Madrid 19/11/2006

    Hace tres años, en un viaje por tierra de Lima a Ayacucho, paramos en medio de una pampa, en lo alto de la cordillera, en una aldea donde había un pequeño puesto de policía. Le pedí al oficial que me permitiera usar su baño. "Desde luego, doctor", me dijo, muy amable. "¿Quiere usted miccionar o defecar?". Le repuse que lo primero. Su curiosidad era académica porque el "baño" del puesto era un corralón a la intemperie donde micciones y defecaciones se confundían entre nubes de moscas y una pestilencia de vértigo.
    Este recuerdo me ha acompañado sin tregua mientras, tapándome a ratos las narices, hojeaba las 422 páginas de un reciente informe publicado por las Naciones Unidas titulado "Más allá de la escasez: poder, pobreza y la crisis mundial del agua". El prudente título y la fría y neutral prosa burocrática en que está redactado no impide que este extraordinario estudio, inspirado sin duda en la sabia concepción de la economía y el progreso de Amartya Sen -un economista que no cree que el progreso consista en estadísticas-, estremezca al lector enfrentándolo con tanto rigor como crudeza con la realidad de la pobreza y sus horrores en el mundo en que vivimos. La investigación que han llevado a cabo Kevin Watkins y su equipo debería ser de consulta obligatoria para todos quienes quieren saber lo que son el subdesarrollo económico y la marginación social en términos prácticos y los abismos que separan a estas sociedades de las que han alcanzado ya medios y altos niveles de vida.
    De esta lectura, la primera conclusión a la que llego es que el objeto emblemático de la civilización y el progreso no son el libro, el teléfono, el Internet ni la bomba atómica, sino el excusado. Dónde vacían su vejiga y sus intestinos los seres humanos es el factor determinante para saber si están todavía en la barbarie del subdesarrollo o han comenzado a progresar. Las consecuencias que tiene en la vida de las personas este hecho simple y trascendental son vertiginosas. La tercera parte de la población del planeta -unos dos mil seiscientos millones de personas-, cuando menos, no sabe lo que es un excusado, una letrina, un pozo séptico, y hace sus necesidades, como los animales, al pie de los árboles, junto a arroyos y manantiales, o en bolsas y latas que arroja en medio de la calle. Y unos mil millones utilizan para beber, cocinar, lavar la ropa y su higiene personal, aguas contaminadas por heces humanas y animales. A ello se debe que por lo menos dos millones de niños mueran cada año de diarrea y que enfermedades infecciosas, como cólera, tifoidea y parasitosis, causadas por lo que el informe llama eufemísticamente "carecer de acceso al saneamiento", devasten enormes sectores de África, Asia y América Latina y sean la segunda causa de la mortalidad infantil en el mundo.
    En un importante barrio de Nairobi (Kenya) llamado Kibera está generalizado el sistema de los llamados "inodoros volantes", bolsas de plástico que la gente utiliza para hacer sus necesidades y que luego arroja por los aires a la calle (de ahí el apodo). Esta práctica motiva que el nivel de enfermedades infecciosas en el barrio sea altísimo. Aquellas golpean sobre todo a los niños y a las mujeres. ¿Por qué a éstas? Porque como son ellas las que se ocupan sobre todo de la limpieza hogareña y del acarreo del agua están más expuestas que los hombres al contagio.
    En Dharavi, un sector populoso de la ciudad de Mumbai, en la India, hay un solo váter por cada 1.440 personas, y en la estación de las lluvias el agua que inunda las calles convierte a éstas en ríos de excrementos. La abundancia del líquido elemento es, en este caso como en el de muchas ciudades del tercer mundo, una tragedia, porque, dadas las condiciones de existencia, el agua, en lugar de ser la vida, es muchas veces el instrumento de la enfermedad y la muerte.
    Y, sin embargo, paradójicamente, el problema del agua, inseparable del saneamiento, es acaso el principal que mantiene a los hombres y mujeres prisioneros del subdesarrollo. Los datos del informe son concluyentes. Cuando tienen agua, se trata por lo general de aguas servidas, que acarrean toda clase de bacterias y males que los enferman y matan, pero, en la mayoría de los casos, la pobreza condena a los pobres a una sequía que es todavía más catastrófica para su salud y sus posibilidades de mejorar sus condiciones de vida. Una de las demostra-ciones más chocantes de la investigación es que los pobres pagan mucho más cara el agua que los ricos, precisamente porque los pueblos y barrios donde viven carecen de instalaciones de agua y desagüe y tienen que comprarla a aguateros o servicios comerciales pagando precios exorbitantes. Así, por ejemplo, los habitantes de los barrios pobres de Yakarta (Indonesia), Manila (Filipinas) y Nairobi (Kenya) "pagan entre 5 y 10 veces más por unidad de agua que aquellos de las áreas de ingresos altos de sus propias ciudades y más de lo que pagan los consumidores de Londres o Nueva York". Ese precio desigual del agua hace que el 20% de los hogares más pobres de El Salvador, Jamaica y Nicaragua inviertan la quinta parte de sus ingresos en agua. En tanto que en el Reino Unido el gasto promedio por agua de los ciudadanos es apenas el 3% del ingreso.
    No me resisto a citar esta estadística del informe: "Cuando un europeo utiliza la cisterna de un inodoro o un estadounidense se ducha, consumen más agua que la que tienen cientos de millones de personas que viven en los barrios urbanos pobres o las áreas urbanas de los países en desarrollo". Y otra es que con el agua que se ahorraría si los "civilizados" cerráramos los caños del lavador mientras nos cepillamos los dientes un continente entero de "bárbaros" podría bañarse.
    A primera vista, se diría que no hay mucha relación posible entre la falta de agua y la educación de las niñas. Y, sin embargo, la hay y muy estrecha. El informe calcula que se pierden 443 millones de días escolares al año a causa de enfermedades relacionadas con el agua y que millones de niñas faltan a la escuela y reciben una educación deficiente o nula, y en todo caso inferior a la de los varones, porque diariamente deben ir a buscar agua a acequias, ríos y pozos que están a menudo a varias horas de camino de sus hogares.
    En Los Miserables, Victor Hugo escribió que "Las cloacas son la conciencia de la ciudad", y, en una de esas interpolaciones del narrador que recorren la novela, mientras Jean Valjean pataleaba entre la mierda con el desmayado Marius a cuestas, intentó una curiosa interpretación de la historia a partir del excremento humano. Algo así hace este formidable estudio, sin la poesía y la elocuencia del gran romántico francés, pero con mucho mejor conocimiento científico. Proponiéndose nada más que describir las circunstancias y reverberaciones de un problema concreto que afecta a la tercera parte de la humanidad, este Informe radiografía con dramática precisión el extraordinario privilegio de que gozamos las dos terceras partes restantes, cada vez que, casi sin darnos cuenta de ello, abrimos la canilla de un lavador para lavarnos las manos o la regadera de la ducha para recibir esa lluvia de agua fresca que nos limpia y rejuvenece, o cuando, aguijoneados por un retortijón, nos encerramos en la intimidad de un excusado, aligeramos las entrañas y, solazados, limpiamos con un pedazo de papel higiénico todos los rastros de aquella ceremonia, jalamos una cadena y sentimos, en el torbellino del surtidor, que nuestras suciedades recónditas desaparecen en las entrañas de los desagües, lejos, lejos de nuestras vidas y olfatos, para bien de nuestra salud y buen gusto.
    Qué infinitamente distinta a la nuestra es la experiencia de esos miles de millones de seres humanos que nacen, viven y mueren literalmente asfixiados por su propia inmundicia, a la que no consiguen arrancar de sus vidas, pues, visible o invisible, la mugre fecal que expulsan regresa a ellos como una maldición divina, en la comida que comen, el agua en que se lavan y hasta en el aire que respiran, enfermándolos y manteniéndolos en la mera subsistencia, sin posibilidades de salir del confinamiento en que malviven.
    Uno de los aspectos más sombríos de este asunto es que, en gran parte debido al asco y la repelencia que todo lo relacionado con la mierda despierta en los seres humanos, los gobiernos y los organismos internacionales que promueven el desarrollo no suelen darle la prioridad que debería tener; lo frecuente es que lo subestimen y dediquen presupuestos insignificantes a planes de saneamiento. Y la verdad es que vivir en la suciedad no sólo enferma el cuerpo sino también el espíritu, la autoestima más elemental, el ánimo para rebelarse contra el infortunio y mantener viva la ilusión, motor de todo progreso. "Nacemos entre heces y orina", escribió San Agustín. Un estremecimiento como una viborilla de hielo en la espalda debería recorrernos al pensar que un tercio de nuestros contemporáneos nunca sale de la porquería en que vino a este valle de lágrimas.

  • Mirta Carrera

    Mirta Carrera

    Me he registrado en la Comunidad Hipertextual: hipertextual.com

  • Rosa María Castro Mora

    Rosa María Castro Mora

    Hola a todos y todas un gusto saludarles y estar en comunicación virtual con ustedes, mi nombre es Rosa Mora Castro soy docente de educación primaria y universitaria y en los últimos años me he dedicado a capacitarme en lo que se refiere a enseñanza en línea. Me llama mucho todo lo que es el cuidado de los animales especialmente aquellos que son de la calle.

  • Ruben Berrondo Corte

    Ruben Berrondo Corte

    Estoy pensando, que en discurso(?), de inauguración de la RURAL DEL PRADO el director de EVENTOS de la IMM ante la presencia DE PERSONALIDES entra ellas la sra. Intendenta de MONTEVIDO, dijo que él estaba contra el MAL TRATO ANIMAL, lo peor que se dirigio a los compatriotas que se manifestaban en la calle sobre el MALTRATO ANIMAL, y les dijo "ESTEN TRAQUILOS QUE ACA NINGUN CABALLO VA A SER MALTRATADO POR QUE ESTOY ENCONTRA DE MALTRATO ANIMAL". Bien, habrá visto SUBRAYADO? LAS IMAGENES DE LA BRUTAL PALIZA QUE LE DIERON AL CABALLO?.Nadie resiste un ARCHIVO puesto los dijo ante las camaras de(justamente), SUBRAYADO. OTRO QUE BORRA CON EL CODO LO QUE ESCRIBE CON LA MANO!!!!. FUEEEEEEEEERA "director de eventos"!!!!

  • Sussianni Atienza

    Sussianni Atienza

    Feliz por vuestra aceptación♥

Contenido Relacionado

Suscríbase a nuestro Boletín

Más Leídas de la semana

Sigue a Creadess

Envía un mensaje o sugerencia

Nombre (*)
Entrada no válida
Correo (*)
Entrada no válida
Mensaje (*)
Entrada no válida
Entrada no válida

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

NUEVOS MIEMBROS