El arte,  sobre todo la pintura y la escultura, y la naturaleza inspiran a los grandes diseñadores asturianos, que ya tienen todo listo para brillar en la Mercedes Benz Fashion Week, la pasarela de la moda, que entre el 5 y el 10 de julio acogerá las novedades para  el verano 2020. Aunque el actual periodo estival da la impresión de no haber comenzado del todo, al menos en el norte de la Península, las grandes firmas funcionan con un calendario muy definido y ahora les toca desvelar las claves del estilo que imperará en la próxima temporada de calor.

Marcos Luengo, nacido en Grado, desfilará el próximo día 10, el mismo día que Miguel Marinero, vinculado a Llanes, de donde es “embajador”. Roberto Torretta, ovetense consorte, por su matrimonio con Carmen Echevarría, presentará sus propuestas el lunes 8 de julio.

María Lafuente, también de origen moscón, enseñará su nueva colección el sábado día 6 en el ­marco de la cita “Madrid es moda”, en la nave de la antigua fabrica Boetticher.

La naturaleza es el hilo conductor de la colección Spring- Summer 2020 de Marcos Lueng sobre chapa y pintura en Terrasa que aquí se puede verLas conversaciones del diseñador con el pintor Charles Villeneuve cobran especial relevancia a la hora de definir las propuestas de la nueva temporada. La manera en que la luz incide alterando la percepción de los colores ha sido el punto de partida de este trabajo conjunto. Ambos han creado un universo donde los verdes, magenta, violetas y rosas se plasman en tejidos como raso de seda, satén de seda pesante, gasas y y muselinas. Las esculturas de Marga García Pinto se materializan y cobran vida en complementos como broches, cinturones y brazaletes.

María Lafuente mostrará su colección el sábado en la cita “Madrid es moda”

Miguel Marinero, en estrecha colaboración con su hijo Nicolás, da los últimos toques a dos colecciones, una de ellas en piel. La que se centra en la costura, llamada “Arrecife”, es todo un cuento acuático. “El fondo marino nos devuelve sus elementos preciosos y nos ofrece una gama de colores frescos, emocionantes y libres”, señala el diseñador, famoso por sus creaciones de peletería, y ahora también por sus trajes a medida. Marinero emplea materiales naturales deshidratados como el lino lavado, texturas esponjosas como el tul, redes rasgadas en lurex luminoso y plisados traslúcidos. Los estampados crean ondas que fluyen con el movimiento y son una buena alternativa a los dibujos de estilo animal. “Nuestras claves son el rosa empolvado en clave monocolor, el blanco potenciador de la luminosidad, el azul revelador de la luz, el morado de los tentáculos y el verde de las algas marinas. La napa en negro sigue representando el lado rebelde y punk de la firma, mezclado con el rosa”, explica.  El tul es romántico, se presenta bordado y plisado, mezclado con pailletes brillantes como escamas, flecos y volúmenes que generan tentáculos inesperados en vestidos vaporosos. El desfile estará amenizado por la música de Gabriel Marinero, otro de los hijos del ­modista

La elegancia cotidiana y la combinación de practicidad, formalidad y glamour conforman la declaración de intenciones que Roberto Torretta quiere plasmar en su colección. Los colores tranquilos y los materiales de lujo se integran en formas refinadas y superfemeninas. Podrán verse elegantes vestidos envolventes de mangas infinitas y rebuscados pliegues, en seda estampada “gran liberty” y “Monet”, basados en el estilo de la actriz estadounidense Marisa Berenson, que revolucionó las noches neoyorquinas a finales de los años 70. “Los diseños de noche son más caprichosos, en moaré y pedrería en seda negra”, señala el diseñador, consuegro de Amancio Ortega. Las superposiciones de prendas también tendrán protagonismo..