¿Cómo limpiar las orejas de tu perro sin hacerle daño? - Blog Creadess

El rincón del perro

En el rincón del perro esncontrarás artículos para los amantes de los perros. Si eres como yo y los perros forman parte de tu vida no te pierdas los artículos.

  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Blogs de Equipo
    Blogs de Equipo Busca tu equipo de blog preferido aquí.
  • Archivos
    Archivos Contiene una lista de todos los artículos de blog que se habían publicado anteriormente.
  • Acceder
    Login Tu cuenta

¿Cómo limpiar las orejas de tu perro sin hacerle daño?

por en Temas de Interés
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 693
  • Suscribirse a las actualizaciones
  • Imprimir
693

Hoy vamos a enseñarte cómo limpiar las orejas de tu perro.

Un número extraordinariamente frecuente de consultas veterinarias se debe a los síntomas causados por infecciones u obstrucciones  en las orejas de los perros, mismas que se pudieron haber evitado fácilmente con la higiene adecuada.

Te estarás preguntando cómo hacen los cánidos en la naturaleza para mantener limpias sus orejas y por qué es necesario que limpiemos las de nuestros perros domésticos.

Bueno, la respuesta es muy sencilla. Considera que las razas domésticas de perros en su mayoría han sido genéticamente modificadas mediante la cruza selectiva y distan mucho de ser lo que eran sus parientes en estado salvaje.

Una de las consecuencias de este proceso de crianza que evolucionó junto con la historia de la humanidad, es que muchas de las razas que produjo tienen orejas que son más propensas a la acumulación de suciedad y cera.

Además, el ambiente cerrado en el cual viven la mayor parte de los animales domésticos, ya no que decir cuando por algún motivo ha de estar en una jaula para perros, también los hace más propensos a acumular agentes en el canal auditivo. Y es por eso que sí se necesita limpiar las orejas de tu perro con regularidad.

¿Cada cuándo  necesitas limpiar las orejas de tu perro?

 

foto-01.png

Depende de la raza. Mientras más grandes y caídas sean las orejas de tu perro, tendrás que “darles mantenimiento” con más frecuencia.

En perros de orejas pequeñas y levantadas puedes hacerlo cada quince días, sin embargo, en animales con orejas más grandes o caídas, es necesario hacerlo una vez cada semana y media.

Razas de orejas grandes y completamente colgantes, o sea, que tapen el canal auditivo, deben tener su limpieza de orejas una vez a la semana para evitar cualquier tipo de padecimientos relacionados.

¿Cómo sé si mi perro ya necesita que le limpie las orejas?

  foto-02.png

Recuerda que los perros, al igual que los humanos, producen cera en el canal auditivo. La función de la misma es atrapar todas las partículas y agentes externos y que no puedan alcanzar la delicada anatomía del oído.

Es normal que al limpiar las orejas de tu perro veas un poco de esta cera en el oído interno.  Sin embargo nunca debes intentar quitarla, su cuerpo la irá sacando poco a poco hasta el interior de la oreja que es la zona que sí debemos limpiar.

Si notas que hay cera en los pliegues de sus orejas, o un color marrón, gris o pardo, es momento de limpiarle las orejas.

Hay algunos casos especiales, como cuando una perra está en celo, que tienden a tener mucha más cera de lo normal. Esto no es preocupante y además son raras las ocasiones en las que ocurre.

¿Cómo sé si tengo que llevarlo al veterinario?

foto-03.png

En algunas ocasiones, sobre todo si no tenías la costumbre de limpiar las orejas de tu perro con  frecuencia, una simple limpieza no será suficiente. En el caso de que tenga una infección u obstrucción que requiera atención veterinaria inmediata, tu perro podría:

  • Comenzar a rascarse las orejas de manera insistente
  • Tener mucha más suciedad de la normal en sus orejas
  • Excretar cera en mayores cantidades y de un color oscuro
  • Tener un olor desagradable en sus oídos
  • Perder el equilibrio al caminar o levantarse
  • Aullar de dolor sin razón externa aparente o llorar por las noches cuando son cachorros
  • Tener inflamación o sangrado en el canal auditivo
  • Tener cualquier tipo de insecto en sus orejas o en su canal auditivo

Si detectas cualquiera de éstos síntomas, no intentes arreglar el problema con una limpieza y no manipules las orejas y oídos de tu perro pues sólo lograrás causarle más dolor. Lo que debes hacer es meter a tu perro en tú transportín para perros y llevarlo al veterinario.

¿Qué materiales necesito para limpiar los oídos de mi perro?

foto-4.png

Solamente vas a necesitar gasa quirúrgica, de la que te venden en cualquier farmacia. Jamás uses los siguientes:

Algodón: Puede dejar residuos microscópicos en las orejas que terminen por alcanzar el oído interno y causar problemas.

Hisopos: Nunca debes introducir ningún objeto en las orejas ni el canal auditivo de tu perro. La limpieza debe limitarse a los pliegues internos de la oreja. Todo lo que esté en el canal auditivo saldrá por sí mismo.

Jabón: El oído es una zona muy sensible y no debe exponerse sin necesidad a ningún tipo de químicos, incluido el jabón.

Agua: Tampoco debes humedecer los oídos de tu perro.  Siempre límpialos en seco pues si se mojan lo único que lograrás será favorecer infecciones. Tampoco olvides secar sus oídos a la perfección después del baño.

Productos para disolver la cera: Algunos productos especializados sirven para deshacer la cera en el oído del perro y facilitan su limpieza. Sin embargo, están diseñados en su mayoría para ser usados por un profesional y no deberían ser necesarios más que en casos graves.

¿Cómo debo limpiar los oídos de mi mascota?

foto-5.png

Es muy sencillo, y lo es más si acostumbras al perro desde cachorro a esta rutina. Simplemente envuelve tu dedo perfectamente con un trozo de gaza (ten mucho cuidado con las uñas) y pásalo suavemente por los pliegues externos de su oído.

Remplaza la gasa dos o tres veces, o hasta que salga limpia. Nunca uses la misma gasa para ambos oídos o para limpiar otras  mucosas.

Si tu perro es extremadamente sensible o se mueve bruscamente, de tal forma que limpiarle las orejas resulte verdaderamente complicado, debes llevarlo a que un profesional lo haga.

Ahora ya lo sabes.  Omitir la limpieza de los oídos de tu perro, o hacerlo de forma inadecuada, puede traerle grandes consecuencias de salud como infecciones o incluso la sordera.

Limpiar las orejas de tu perro es un procedimiento muy sencillo que no te toma más de quince minutos y evita grandes engorros. Has de convertirlo en una rutina como lo son alimentarle correctamente con una dieta de huesos crudos o cocidos, cortarle las uñas, pasearlo con frecuencia y mantenerle siempre limpio y aseado.

Comentarios

Contenido Relacionado

Suscríbase a nuestro Boletín

Sigue a Creadess

Envía un mensaje o sugerencia

Nombre (*)
Entrada no válida
Correo (*)
Entrada no válida
Mensaje (*)
Entrada no válida
Entrada no válida

SIGUENOS EN FACEBOOK

SIGUENOS EN TWITTER

NUEVOS MIEMBROS